Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky
  • 10 MIN
  • Inspirador

Carl-Oscar Lawaczeck: “Necesitamos transformar la aviación y vamos a demostrar que es posible hacerlo”

Redacción

Carl-Oscar Lawaczeck tiene aquella mirada profunda y honesta de los visionarios que creen que los sueños pueden hacerse realidad y la capacidad de convencerte fácilmente del suyo. El sueño de este piloto, que lleva más de 18 años transportando pasajeros por encima de las nubes a 900 kilómetros por hora, es bajar de altitud y de velocidad, y ser el pionero de una nueva era de la aviación sostenible protagonizada por grandes dirigibles, a través de su proyecto OceanSky.

¿Quién es Carl-Oscar Lawaczeck?
Soy una persona que abraza el cambio. Intento siempre mejorar lo que me rodea. Estoy preocupado por la forma en que utilizamos nuestros recursos naturales. Me encanta la naturaleza y me entristece ver lo que le estamos haciendo a nuestro planeta y creo que es algo que hay que cambiar.

Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky dirigibles
Foto del archivo personal de Carl-Oscar Lawaczeck, que muestra sus inicios en el sector de la aviación

¿Recuerdas tu primer viaje en avión?
Mis padres siempre han estado vinculados al mundo de la aviación. Mi padre desde la parte de gestión en empresas de aviación de cargo y mi madre como azafata de SAS durante la época dorada de las aerolíneas. He volado prácticamente desde que nací. Para mí, de niño, ir al aeropuerto era sinónimo de aventura.

¿Qué significa volar para ti?
Para mí, más que estar a 10.000 metros de altura, volar es mirar por la ventanilla y ver lo que hay abajo. La primera vez que tuve esa sensación de “volar bajo” fue en un avión con un amigo cuando tenía 19 años.

¿Por qué te hiciste piloto?
Estudié economía y logística, lo que me es muy útil a la hora de tener una buena base para la gestión de empresas y proyectos. Luego, tuve mucha suerte al inscribirme y que me admitieran en la única escuela pública de pilotos de Suecia y así fue como me convertí en piloto.

"No soy un soñador. Para mí, un soñador sueña pero no llega a hacer realidad sus sueños. Un visionario, en cambio, es alguien que ejecuta esos sueños"

¿Cuál ha sido tu mejor experiencia como piloto?
Lo mejor de pilotar para mí, sin duda, es el despegue y el aterrizaje porque te permite ver lo que hay abajo en el suelo. Son momentos de gran concentración en los que no hay margen para el error, aunque nunca he tenido la sensación que lo que hago sea peligroso.

La mejor experiencia que recuerdo fue cuando estudiaba para piloto y con unos amigos alquilamos unos aviones y nos fuimos al norte de Suecia a experimentar vuelos bajos, vuelos con niebla. ¡Fue muy divertido!

¿Y alguna para olvidar?
Recuerdo una ocasión en la que un rayo impactó el fuselaje del avión y el sonido fue realmente estremecedor. En otro vuelo dejó de funcionar un motor pero, por suerte, los aviones están preparados para este tipo de contingencias sin que supongan un peligro para los pasajeros.

Carl-Oscar Lawackzeck asegura que fue la vida la que le llevó a ser piloto sin casi proponérselo.

Educado en un entorno familiar en el que la aviación formaba ya parte de la vida de sus padres, para él fue algo natural inscribirse y que fuera admitido en la única escuela pública de pilotos de Suecia.

De eso, han pasado 18 años y un total de 6.000 horas de vuelo

Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky dirigibles
Carl-Oscar Lawaczeck, a bordo de uno de los Boeing 737 que pilota para la compañía SAS

¿Qué hace Carl-Oscar cuando no vuela?
Me encanta estar en contacto con la naturaleza. Tengo un barco y normalmente paso gran parte de mi tiempo libre en él, navegando por los lagos cercanos a Estocolmo, con mi familia y mi hija de 8 meses. El contacto con el agua y el mar es mi forma de relajarme.

Llevas 18 años como piloto comercial. ¿Cómo te ves en los próximos 18 años?
Nunca he querido dejar de volar pero, en el futuro, me veo desarrollando una nueva era de la aviación, mucho más sostenible que la actual.

Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky dirigibles
Este es "Linnéa", el barco en el que Carl-Oscar pasa gran parte de su tiempo libre en uno de los lagos cercanos a Estocolmo
Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky dirigibles
El piloto asegura que su vida cambió el día que nació su hija Edith

¿Te consideras un visionario o un soñador? ¿Cuál es la diferencia para ti?
No soy un soñador. Para mí, un soñador sueña pero no llega a hacer realidad sus sueños. Un visionario, en cambio, es alguien que ejecuta esos sueños, ideas o proyectos que ha visualizado. Soñé tener un barco, lo compré y ahora lo estoy reformando poco a poco. La perseverancia es fundamental para que los sueños se hagan realidad.

¿Quién te inspira?
Elon Musk, sin duda. Creo que es un visionario que está haciendo cosas para cambiar nuestro presente y nuestro futuro en base a unos valores. Ha sido capaz de generar un gran cambio en el sector de la sostenibilidad, de forma rápida y consistente.

"Los dirigibles ya están aquí y creo que pueden ser las aeronaves que lideren la nueva era de la aviación durante los próximos 50 años"

¿Cómo empezó a gestarse el proyecto de OceanSky?
En los años 90 empecé a interesarme por la tecnología LTA (Lighter Than Air) que permite mover grandes aeronaves de un punto a otro por gas. Me pareció ya en ese momento que era algo que podía ser muy innovador para el sector de la aviación. Te permite mover mercancías o pasajeros de un lugar a otro sin necesitar grandes infraestructuras como aeropuertos. 

En 2010, a este interés se unió uno nuevo por la sostenibilidad y la necesidad de buscar alternativas a los combustibles fósiles, algo que la tecnología LTA permite. Así fue como empezó el proyecto de OceanSky, con el que queremos desarrollar una nueva era de la aviación sostenible a través de los dirigibles.

¿Cuáles son las principales ventajas de un dirigible sobre un avión?
Para los pasajeros, el espacio y el confort son dos de las principales ventajas. Vuelas a baja altitud con lo que el vuelo en sí ya es una experiencia. La velocidad es cinco veces menor que la de un avión y te permite viajar de punto a punto sin necesidad de aeropuertos para aterrizar o despegar.

Por ejemplo, si quieres viajar de Madrid a Estocolmo porque tienes una reunión por la mañana, vas a tener que levantarte como mínimo a las 5 de la mañana para llegar al aeropuerto con tiempo, embarcar y llegar a tu destino a las 11 de la mañana, cansado y sin haber dormido casi la noche anterior. 

En un dirigible, embarcarías en Madrid al anochecer, cenarías y dormirías a bordo, te despertarías, te darías una buena ducha y llegarías descansado a tu reunión.

Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky dirigibles
Lawaczeck en el hangar, junto al prototipo del dirigible Airlander 10
Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky dirigibles
El piloto en el simulador de vuelo del Airlander 10, en el hangar de Bedford, Gran Bretaña

¿Y a nivel de huella de carbono?
Un dirigible puede hacer el mismo trayecto que un avión gastando el 80% menos de energía. El dirigible está sustentado por gas helio, los motores son mucho más pequeños que los de un avión y mucho menos potentes, con menos caballos.

¿Serían entonces los dirigibles una buena alternativa a la aviación eléctrica?
Cuando hablamos de aviación eléctrica creo que aún quedan 25 o 30 años para desarrollar baterías suficientemente ligeras y potentes que alimenten los motores que necesita un avión para volar. En cambio, los dirigibles ya están ahí y creo que pueden ser las aeronaves que lideren la nueva era de la aviación durante los próximos 50 años.

¿Son los dirigibles seguros?
Los accidentes que todos recordamos de los grandes dirigibles de los años 20 se debieron principalmente a que su estructura, pese a ser gigantesca, era muy frágil. Hoy en día, los dirigibles del s.XXI están fabricados con materiales mucho más resistentes y propulsados por helio, un gas que no es inflamable, al contrario que el hidrógeno que se usaba entonces.

Si echamos la vista atrás a los años 20 del siglo pasado, estamos hablando de una época en que los grandes transatlánticos se hundían, los trenes tenían accidentes a menudo, los coches eran poco seguros. En general los estándares de seguridad en la industria del transporte estaban muy poco desarrollados, al contrario que ahora.

Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky dirigibles
El reto de OceanSky es aterrizar en dirigible por primera vez en el polo norte geográfico en el año 2024. Foto: Tom Hegen

Está previsto que el primer vuelo sobrevuele y aterrice en el Polo Norte geográfico en 2023, una gesta que ni siquiera Amundsen consiguió realizar hace un siglo a bordo del dirigible Norge. ¿Cómo crees que os sentiréis ese grupo de pioneros en ese primer vuelo? 
Necesitamos transformar la aviación y, con este primer viaje, vamos a demostrar al mundo que es posible hacerlo y, a partir de ahí, trabajar para que esta nueva industria se desarrolle y crezca con nuevas rutas y destinos. Va a ser un viaje épico.

¿Ves el nacimiento de aerolíneas de dirigibles en el futuro?
Por supuesto. Si el mundo está concienciado para dejar de lado los combustibles fósiles, esta es la respuesta.

¿Y ves los dirigibles como la forma más lujosa de viajar en el futuro?
¡Seguro! Es la forma en la que hemos empezado en OceanSky. Ofrecemos al mercado una tecnología que utiliza un nivel de confort que nunca antes se ha visto en un medio de transporte aéreo. Ser capaces de viajar de punto a punto, a lugares remotos, sin necesidad de aeropuertos, disfrutando del vuelo y del paisaje con una inmersión total en el entorno, rodeados de silencio y calma.

Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky dirigibles
Este dirigible será la aeronave más grande del mundo. Propulsada por helio, volará a baja altitud y a una velocidad máxima de 130 km/hora. Foto: Tom Hegen
Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky dirigibles
Lawaczeck asegura que la nueva era de la aviación sostenible estará protagonizada por dirigibles

¿Te gustaría en el futuro pilotar dirigibles en vez de aviones?
¡Claro! Ya estoy preparándome para para obtener la licencia para pilotar dirigibles

Un viaje que repetirías…
Los mejores viajes son aquellos que haces rodeado de gente a la que quieres y que hacen que cualquier experiencia sea genial.  Para mí, el viaje perfecto consiste en estar en el mar, con el sol brillando, el agua tibia, una buena comida…Navegar y visitar los pueblos de pescadores de las costas de Suecia o Croacia están entre mis escapadas favoritas.

Algo en lo que aún no hayas volado y te gustaría hacerlo…
Aunque he volado en ellos, nunca he pilotado un helicóptero y tengo pendiente volar en planeador.

Una afición…
Navegar y estar en el mar

Tu vida cambió el día en que…
Nació mi hija Edith

Eres una persona diurna o nocturna…
Nocturna, sin duda

Carl-Oscar Lawaczeck piloto oceansky dirigibles
Este fotomontaje, en el que se ve a Carl-Oscar Lawaczeck junto al histórico dirigible británico R80, que voló por primera vez en 1920, ilustra la visión del piloto sueco de transformar la aviación llenando de nuevo los cielos de estas aeronaves gigantes
Compartir

Historias relacionadas

12 MESES, 12 HISTORIAS

12

Una historia al mes durante un año

Elige los temas que te interesan

5'

Cinco minutos de inspiración

El día que tú decidas

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Errante es un proyecto de Elefant logo