Lorenzo Quinn: "Soy el artista del amor"

    Lorenzo Quinn: "Soy el artista del amor"
    Lorenzo Quinn escultura
    Inge Jue, 15/04/2021 - 17:36
    Spanish
    Inge Serrano, redactora jefe. Fotos: Lorenzo Quinn
    12
    España
    Inspirador
    Creatividad
    Entrevistamos al escultor Lorenzo Quinn, conocido por su prolífica obra presente en algunas de las ciudades más importantes del mundo y cuyo mensaje principal es transmitir, a través de sus esculturas, una serie de valores universales.

    Cuando llegas al estudio taller de 3.000 metros cuadrados que Lorenzo Quinn tiene cerca de Barcelona, junto al mar, lo primero que te sorprende es la escultura de una mano gigante con un gran pincel y el mensaje “Paint your own life”. 

    Y es que el ADN creativo que corre por las venas de Lorenzo desde su nacimiento hace que este artista medio italiano, medio americano que hace 25 años que vive en España lleve, seguramente muchas vidas, pintando, esculpiendo, escribiendo, creando y amando su propia vida.

    Su penetrante y azul mirada transmite, a partes iguales, la genialidad creativa de un visionario del arte y la autenticidad de alguien para quien los valores y el amor son el motor que inspiran su obra y su día a día.

    Lorenzo Quinn escultura taller
    Lorenzo crea sus esculturas en un taller de 3.000 metros cuadrados cercano a Barcelona
    Lorenzo Quinn escultura taller
    Las manos son uno de los sellos diferenciales de la obra de Lorenzo Quinn

    ¿Quién es Lorenzo Quinn?
    Soy un artista, soy un escultor. Soy una persona que necesita comunicar. Para mí la comunicación es muy importante y, a través de mis esculturas, comunico unos mensajes universales de unión y de amor. Soy una persona muy, muy sensible, a veces demasiado... Marido y padre de familia.

    ¿Te has sentido siempre artista?
    Sí, siempre me he visto como artista. Escribo todos los poemas que acompañan mis esculturas, he compuesto varias canciones, he hecho cine, unas 11 o 12 películas y llegué a ganar el premio a Mejor Actor Revelación en el Festival de Biarritz pero no seguí. Luego me decanté inicialmente por la pintura y luego por la escultura.

    ¿Por qué abandonaste tu carrera cinematográfica?
    Pues mira, te diré que soy un freakie del control. Me gusta controlar la situación y en el cine no  puedes controlar nada porque para hacer una película se necesita un equipo muy grande. Es mucho más difícil hacer una buena película que un buen cuadro o una buena escultura. Si eres un buen artista, seguro que crearás una buena obra pero si eres un buen actor no siempre actuarás en una buena película.

    ¿Y por qué decidiste finalmente centrarte en la escultura?
    Por la materia. Soy muy táctil. Lo tangible es muy importante para mí. Aquello que puedo tocar, que puedo moldear. Y como no puedo crear vida como hombre, a mi manera, doy a luz a obras escultóricas. Yo me apoyo muchas veces en mi mujer Giovanna para comprobar que las obras que que integran lo femenino y lo masculino. Y en muchas esculturas hago las dos versiones.

    Lorenzo Quinn escultura
    Para Lorenzo, lo tangible y lo táctil es fundamental y eso es lo que le llevó a centrar su carrera creativa en la escultura
    "Aquí en el Mediterráneo se presta mucha atención a preservar la cultura del ayer, del pasado, pero falta esa visión del arte del futuro que puede existir en Estados Unidos"

    Te criaste entre Italia y Estados Unidos. ¿Qué te ha aportado cada una de estas culturas a la persona y al artista que eres hoy en día?
    El lado americano me ha aportado la parte de la visión del negocio y el lado italiano la parte de los sentimientos y emociones. Uno de los motivos por los que nos fuimos de Nueva York mi mujer Giovanna y yo cuando vivíamos allí era por la alta competitividad que se vive en aquella ciudad. 

    Todo es una gran competición allí y se pierde la sensibilidad de valores humanos. Es una ciudad muy creativa en la que pasan muchas cosas pero eso genera una presión para sobresalir de alguna forma en aquella jungla de cemento.

    En el momento que te parece normal ver a un indigente durmiendo frente a la tienda de Tiffany como si no pasase nada, ese es el momento en el que te tienes que ir de allí porque se te está endureciendo el corazón.

    Así que elegisteis España para vivir…
    Sí, hace 25 años que vivimos en España. Aquí la vida es muy bella pero falta el lado negocio. Se vive muy bien, se come muy bien, los amigos son de verdad pero falta esta necesidad de crear cosas nuevas para sobresalir y esta parte me falta un poco aquí. Además, yo no vivo solo, tengo una familia, mi mujer Giovanna y mis tres hijos. 

    Hay artistas que quizás han sido más egoístas y pensando solo en ellos han logrado mayores triunfos. Yo no llegaré a ser un grandísimo artista porque no soy tan egoísta de irme a vivir por ejemplo a Nueva York o a Miami porque a mí me convenga, pero no creo que fuera el mejor ambiente para educar a mis hijos.

    Esa diferencia de entornos culturales, ¿de qué forma ha marcado tu obra?
    Por ejemplo en Nueva York creé obras muy duras con una carga energética fuerte, inspiradas por la cultura y el tipo de vida allí como “La mano de Dios” o “Escalera de la Vida”, que reflejan el paso del tiempo y de las etapas de la vida. A los 23 años, cuando vivía en Nueva York, ¡ya estaba obsesionado por el paso del tiempo!. Las esculturas que hago desde que estoy en España son mucho más armónicas y emocionales. El entorno marca sin duda la obra que tú haces. 

    Lorenzo Quinn escultura
    Antes de dar a luz a una obra, Lorenzo la piensa, la define, escribe sobre ella y la visualiza
    Lorenzo Quinn escultura
    Para Lorenzo Quinn, las manos transmiten unos gestos universales

    ¿Cuáles han sido tus referentes artísticos?
    De adolescente, todos los artistas del Renacimiento como Miguel Ángel o Bernini. Luego Rodin…y Dalí me encantaba por su imaginación y su poder para hacerte viajar a través de sus obras.

    También eres conocido por tus colecciones de joyas. ¿Tus joyas son esculturas o tus esculturas son joyas?
    Algo interesante es que, en un par de ocasiones, dos joyas han inspirado una escultura pero suele ser al revés. Primero creo la escultura y luego la rediseño y la adapto a la joyería. No es algo simple de hacer pero el mensaje y el concepto se mantienen tanto en la joya como en la escultura. Es una forma para mí de trascender y de llegar a otros sitios.

    No todo el mundo se puede permitir una escultura mía ya que las más asequibles se venden a partir de 6.000€. En cambio, las joyas ofrecen la posibilidad de acceder a una obra mía que además puedes llevar puesta.

    ¿Cómo definirías a tu perfil de cliente?
    Es gente que compra la obra, no como inversión, sino por el mensaje, porque le transmite algo personal. He tenido clientes, por ejemplo, casos extremos, que han comprado una escultura mía para regalársela a su exmujer y le han dicho: “ves, lo que representa esta escultura es lo que siempre te había querido decir”.

    Tuve un caso muy emotivo de una pareja en el que él enfermó de cáncer terminal y acabó muriendo pero, cuando le detectaron el cáncer, empezaron a coleccionar mi obra a conciencia. Empezaron comprando una pieza de “El tiempo vuela”, “Encontrando el amor”, “Destino”…y piezas que estaban relacionadas con su vida en ese momento. Veían su vida reflejada en mis esculturas.

    "Me considero el artista del amor. Hay mucho odio en el mundo y el odio solo se puede vencer con el amor. Me gusta buscar el lado positivo de las cosas"

    ¿Por qué las manos se han convertido en el sello más característico de tu obra?
    Uno de los motivos por los que utilizo mucho las manos es porque los gestos son universales y todo el mundo puede verse reflejado en ellas, a diferencia de un cuerpo escultórico, anatómicamente casi perfecto.

    Nombrabas antes una de tus piezas llamada “Destino”. ¿Lorenzo Quinn cree en el destino?
    Pues me lo he preguntado muchas veces. Yo sí que creo en el destino, aunque no tenga la certeza, pero creo que hay un destino marcado en general y luego tienes libertad de movimiento. Es como subir a un barco que sabes que llegará a un puerto determinado pero lo que hagas en el barco durante el trayecto ya depende de ti. Y seguramente la gente que conocerás a lo largo de tu vida está ya en ese mismo barco.

    Lorenzo Quinn escultura
    Lorenzo Quinn escultura

    Los valores están muy presentes en tu obra. ¿Cuáles son los valores de Lorenzo Quinn?
    La empatía para mí es muy importante. Es algo que se ha dejado de enseñar. Ya para los antiguos griegos era muy importante. Y obviamente el amor. Me considero el artista del amor. Hay mucho odio en el mundo y el odio solo se puede vencer con el amor. Me gusta buscar el lado positivo de las cosas. 

    Además, hablando de valores, he tenido la gran suerte de que nunca he tenido que prostituirme a nivel artístico. Nunca he vendido algo que no me guste crear. Lo que me gusta crear y transmitir es lo que vendo y el amor es un leit-motiv constante en mi obra.

    ¿Crees más en las musas y la inspiración o en el trabajo y la perseverancia?
    Obviamente si no trabajas, no encuentras la inspiración, pero la inspiración es muy importante. Hay momentos de una carga creativa enorme y luego te vacías. Y tengo siempre miedo a que no vuelva esa energía creativa. Pero para mí el trabajo no es solo esculpir. 

    Cuando esculpo ya he creado antes la obra en mi cabeza: he pensado y definido el tema, he escrito sobre ello y ya he visualizado antes la imagen de lo que quiero hacer. Cuando la carga creativa es baja, leo mucho y me documento sobre los temas que me interesan para que vuelva la inspiración.

    Lorenzo Quinn escultura Venecia
    La escultura "Building Bridges", en la ciudad de Venecia
    Lorenzo Quinn escultura Venecia
    Las manos de Lorenzo Quinn sostienen la fachada del hotel Ca s'Agredo en Venecia

    La palabra lujo está desgastada últimamente. ¿Qué es el lujo para Lorenzo Quinn?
    De entrada, el lujo más importante es la salud porque sin ella no puedes disfrutar de ningún otro lujo. Aparte de eso, para mí el lujo hoy en día tiene mucho que ver con la autenticidad. Estamos en un momento altamente creativo a nivel global, con muchos artistas que difunden su arte a través de las redes sociales. 

    En mi campo de la escultura, es imposible hacer una escultura al día...de hecho soy bastante prolífico con 10-12 esculturas al año con varias versiones de cada una de ellas. Por lo tanto, no soy como un fotógrafo que puedo publicar en redes sociales algo nuevo cada día.
     
    Cuando artistas que empiezan me piden consejo, siempre les digo que lo más importante es encontrar tu propio sello, tu propia voz auténtica para diferenciarte de los demás.

    Tus obras públicas se encuentran en algunas de las principales ciudades del mundo. ¿En qué ciudades te gustaría ver una de tus obras?
    Me encantaría volver a Nueva York con una gran obra allí. Unos de mis sueños que seguramente voy a cumplir es realizar una gran obra en París próximamente. Obviamente en Venecia cumplí un sueño con obras como “Building Bridges” y Roma también es una ciudad donde me gustaría tener una de mis obras, ya que es el lugar donde nací.

    Y me gustaría que me reconocieran aquí. Llevo 25 años en España y no tengo nada en Barcelona, porque desafortunadamente creo que no se le da importancia al arte en este país.

    Estas colaborando con la ONU en un proyecto relacionado con “Gaia”, la madre tierra y con la sostenibilidad.
    Para mí es muy importante la sostenibilidad. La gente de mi generación está muy concienciada con lo mal que hemos tratado el planeta y queremos arreglarlo pero no veo que esa conciencia exista a veces con tanta fuerza en las generaciones posteriores. 

    Precisamente el año que viene inauguro una escultura muy importante relacionado con esta temática.  Se trata de la obra llamada “Tu Mundo”, con unas manos que saldrán del agua, en el Lago d’Iseo, en el norte de Italia.

    • Lorenzo Quinn escultura
    • Lorenzo Quinn escultura
    • Lorenzo Quinn escultura
    • Lorenzo Quinn joyas
    • "Dar y Tomar", instalación de bronce en Mallorca
    • "La Fuerza de la Naturaleza", obra instalada en Shanghai en 2018
    • Escultura "Tú eres el mundo", en Holanda
    • Pulsera perteneciente a la colección de joyas de Lorenzo Quinn

    ¿Cuáles son tus proyectos de futuro?
    Acabo de crear una empresa llamada “Encryptoart” para detectar falsificaciones de obras de arte a través de la tecnología blockchain  y certificar obras porque la gente da mucho valor a lo auténtico. Y creo que esto es algo que va a trascender a otros sectores como la moda seguramente.

    Y estoy abriendo un nuevo canal creativo a través de los NFT (Non Fungible Tokens). Consiste en crear obras digitales a través de la tecnología blockchain. Ahí empezaré a reinterpretar mi obra de una forma mucho más fantasiosa, algo que no puedo hacer en la vida real. Un universo paralelo.

    La biografía de tu web lleva como título “La vida es un maravilloso viaje” y nos consta que te apasiona viajar. Si tuvieras que representar lo que es el viaje a través de una escultura, ¿cómo sería?
    Sin duda sería un pájaro. Si tú eres un pájaro puedes viajar y sobrevolar y pasar fronteras sin ningún problema. ¡Sería algo maravilloso!

    ¿Qué viajes repetirías y qué viajes aún sueñas con hacer?
    A mí y a mi mujer Giovanna nos encanta viajar. Tenemos un montón de libros de viajes y nos pasamos fotos constantemente de lugares que queremos visitar juntos. Hay tanto mundo por conocer y ya tengo 54 años y me da la sensación de que tengo poco tiempo para viajar a algunos sitios en buenas condiciones físicas. 

    Algunos viajes increíbles que hemos hecho fueron a Perú y otro a Botswana y Sudáfrica. Adoro África y me gustaría volver y viajar a Namibia. También fue un gran viaje el que hicimos a Bora Bora y me arrepiento de no haber alargado el viaje para visitar la Isla de Pascua.
     

    • lorenzo quinn viaje africa
    • lorenzo quinn family
    • lorenzo quinn viaje africa
    • lorenzo quinn viaje africa
    • Lorenzo Quinn y su esposa Giovanna Cicutto en un emotivo viaje en familia a Zimbabue
    • Lorenzo disfruta viajando y conociendo lugares nuevos junto a sus tres hijos
    • Lorenzo se define como un enamorado de África y la experiencia de visitar las cataratas Victoria fue una de las más especiales de aquel viaje a Zimbabue
    • Fotos: Lorenzo Quinn

    Tu próximo viaje…
    En octubre de 2021 voy a realizar mi primera exposición en Egipto, que será también la primera en África. Y tras la exposición disfrutaremos de un gran viaje en aquel país que me apetece mucho conocer.

    Tus viajes pendientes…
    A Mongolia, Birmania, Japón o el Orient-Express

    Una ciudad única…
    Venecia, sin duda

    Comunidad
    Lorenzo Quinn escultura
    Lorenzo Quinn escultura
    1

12 MESES, 12 HISTORIAS

12

Una historia al mes durante un año

Elige los temas que te interesan

5'

Cinco minutos de inspiración

El día que tú decidas

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Errante es un proyecto de Elefant logo