Beryl Markham, entre el cielo y la tierra

    Beryl Markham, entre el cielo y la tierra
    beryl markham
    Inge Dom, 04/06/2023 - 11:07
    Spanish
    Redacción
    5
    Kenia
    Motivador
    Historia
    Descubre la vida de la aviadora Beryl Markham, la primera mujer que consiguió volar a través del Atlántico de este a oeste en solitario y en un vuelo sin escalas en 1936.

    Beryl Markham nació en 1902 en el Reino Unido aunque, a los pocos años de nacer, su familia se trasladó a Kenia, que en ese momento pertenecía a África Oriental Británica. La familia compró una granja en Njoro, cerca de Great Rift Valley. La madre de Beryl regresó a Inglaterra pero ella se quedó en Kenia con su padre y vivió una infancia atípica para una niña de su época, dedicándose a jugar descalza y aprender a manejar la lanza y el arco y las flechas y a cazar con los nativos. Su amor por los caballos le llevó a aprender mucho sobre ellos y, ya adolescente, se convirtió en una gran amazona y en la primera mujer entrenadora de caballos con licencia en aquel país.

    Considerada como un alma libre, inconformista, adelantada a su tiempo y algo excéntrica, una de sus amigas de juventud en Kenia fue la baronesa Karen Blixen. De hecho, cuando la relación entre Blixen y el cazador y aviador Denys Finch Hatton no pasaba por sus mejores momentos, parece que Markham inició un romance clandestino con él. De hecho Hatton la invitó a compañarlo en el que sería el vuelo que acabaría con su vida pero ella declinó la invitación por una premonición de su instructor de vuelo, Tom Campbell Black.

    Fue Campbell, con quien Beryl Markham también tuvo un romance, quien le enseñó a pilotar y, durante un tiempo, ella trabajó como piloto en el servicio postal aéreo y en operaciones llevadas a cabo en lugares remotos, donde cazaba animales desde el aire y marcaba la ubicación de los safaris sobre el suelo.

    Beryl Markham se llegó a casar tres veces y tuvo numerosos romances con personajes tan conocidos como el duque de Gloucester y su hermano, el príncipe de Gales o el escritor  Antoine de Saint- Exupéry.

    beryl markham
    Beryl Markham fue una mujer adelantada a su época, que vivió su vida con independencia y libertad
    Beryl markham amazona
    Beryl Markham se convirtió en la primera mujer entrenadora de caballos con una licencia oficial en la Kenia colonial británica

    Vuelo a través del Atlántico

    Después de realizar con éxito diferentes vuelos en solitario entre Nairobi y Londres, en 1936 Markham decidió realizar la proeza en aquella época de volar a través del Atlántico de Este a Oeste en solitario y en un vuelo sin escalas. Ninguna mujer había hecho el vuelo en esa dirección aunque 15 lo intentaron, cinco desaparecieron en el mar y tres se estrellaron y murieron en el acto. La reconocida aviadora Amelia Earhart había cruzado el Atlántico en solitario pero de Oeste a Este, desde Terranova a Gran Bretaña. Hacerlo en dirección contraria significaba no tener los vientos tan a favor. Beryl sobrevoló el Atlántico sola, a oscuras, sin radio y sin saber si llegaría y conseguiría su reto.

    El 4 de septiembre de 1936, despegó desde Abingdon-on-Thames, Inglaterra. Tras un vuelo de veinte horas, su avioneta Vega Gull, The Messenger, sufrió problemas con el combustible debido al congelamiento de los tanques y el aparato aterrizó contra el fango en Baleine Cove, Nueva Escocia, Canadá. Pese a que no cumplió su objetivo original, Markham se convirtió en la primera mujer en cruzar el Atlántico sola de Este a Oeste, y en la primera persona en volar de Inglaterra a Norteamérica sin escalas. A partir de ese momento, se la considera una pionera de la aviación.

    • beryl markham
    • beryl markham
    • beryl markham
    • beryl markham
    • Beryl Markham con su avioneta Vega Gull, The Messenger, con la que consiguió su proeza en 1936
    • Antes de Markham ninguna mujer había conseguido cruzar en solitario el Atlántico de Este a Oeste
    • Durante su proeza, la aeronave tuvo problemas a causa de la congelación de los tanques de combustible
    • Tras 20 horas de vuelo, el aparato aterrizó contra el fango en Baleine Cove, Nueva Escocia, Canadá
    “No hay horizonte lo bastante alejado como para no poderlo alcanzarlo o dejarlo atrás”
    Beryl Markham

    Markham narró sus aventuras en su libro de memorias, “West with the Night” (Al Oeste con la noche), publicado en 1942. El libro se vendió bastante bien pero luego fue retirado de la imprenta. Después de haber vivido en los Estados Unidos durante muchos años, Markham se mudó a Kenia en 1952 y se convirtió, por un tiempo, en la entrenadora de caballos más exitosa del país.

    Una editorial norteamericana reeditó el libro en 1983 después de haber descubierto una carta de Ernest Hemingway en la que alababa la obra de Beryl. Ella vivía por aquel entonces prácticamente en la pobreza en Kenia y el dinero que ganó con el relanzamiento de su novela le permitió sobrevivir hasta su muerte que tuvo lugar en Nairobi en 1986, a los 83 años de edad. Como parte del legado de esta aviadora que vivió entre el cielo con su Vega Gull y la tierra, junto a sus amados caballos, la Unión Astronómica Internacional le puso el nombre de Markham al impacto de un cráter en el planeta Venus.

    beryl markham libro
    Portada del libro de Beryl Markham, publicado en 1942
    Viaja
    beryl markham
    beryl markham
    1

    Qué necesitas saber para elegir bien un safari por África

    Qué necesitas saber para elegir bien un safari por África
    Puesta de sol en el Eagle Island Camp, de Belmond, en Botswana.
    Bernardo Mar, 25/04/2023 - 08:03
    Spanish
    Gonzalo Gimeno - Foto: Kleins Camp
    7
    África
    Fascinante
    Safari
    Consejos de la mano de un experto para seleccionar bien tu próximo viaje de safari por África, qué factores hay que tener en cuenta para disfrutar de la fauna salvaje.

    El lugar y la época son dos de los criterios fundamentales a la hora de elegir el safari. La zona Este de África, es el hogar de los documentales de los domingos por la tarde. Kenia y Tanzania, son una gran opción para hacer un safari debido a sus fértiles praderas las cuales proporcionan alimento para las grandes manadas de animales herbívoros y estos a los carnívoros.

    Las claves a la hora de elegir un safari son la época del año, la topografía, la zona, el nivel de actividad física que queramos realizar y el tipo de alojamiento
    Tanzania-Kleins-Camp
    En algunos safaris se preparan paradas para almorzar como la de la fotografía.Foto: Kleins Camp

    La gran migración consiste en una manada de un millón y medio de ñus y cebras que siguiendo el ciclo de las lluvias buscan las praderas más verdes entre el Masai Mara y el Serengueti. A pesar de que el cruce del río entre ambos parques nacionales es la imagen más clásica de los documentales donde las enormes fauces de los cocodrilos esperan a los ñus, este movimiento de manadas es constante todo el año. Es fundamental elegir la zona a visitar en función de donde esté la manada en el mes que vayamos a viajar.

    Para hacerse una idea de la magnitud del paisaje, la superficie del Serengueti y Masai Mara es superior a los 15.000 kilómetros cuadrados, un 50% más grande que el Principado de Asturias, y cada mes la manada está en una zona diferente. Los carnívoros siguen a los herbívoros, y la probabilidad de ver grandes cantidades de animales, depende de la calidad del asesoramiento de la persona que organice el safari. 


    En otras zonas de áfrica, la concentración de animales, va a depender de la cantidad de agua disponible. La época de lluvias, llamada también la temporada verde, es la más bonita para los amantes de la fotografía por sus verdes y abundantes pastos, las nubes y las puestas de sol en cielos dramáticos, y es cuando nacen muchas crías de herbívoros. Los animales se encontrarán dispersos entre ríos, lagunas y charcas. En cambio, durante la época seca, los animales se concentrarán mucho en las pocas zonas con agua disponible para beber. En esta época, es fácil ver gran cantidad de vida salvaje concentrarse alrededor de las charcas disponibles. 
    El mes en el que viajemos determina el destino y la calidad del safari, y hay destinos para cualquier mes. Esto quiere decir que con un buen asesoramiento, se puede viajar durante todo el año  y no sufrir una decepción.

    La gran migración es una manada de mas de un millón de ñues en movimiento constante
    La fotografía de la gran migración y sus cruces de ríos es de las más buscadas.
    Si hay pastos hay herbívoros y si hay herbívoros hay depredadores. El ciclo de la vida.
    Si hay pastos hay herbívoros y si hay herbívoros hay depredadores. El ciclo de la vida.
    El mismo animal se comporta de manera completamente diferente según el ecosistema y la época del año donde se encuentre

    Un safari puede ser una experiencia maravillosa, o convertirse en un monótono día tras día. El ojo humano se acostumbra a todo, y lo que el primer día nos pareció una maravillosa cebra, al tercer día nos podrá parecer una mula con rayas. Por ello, es importante estudiar la topografía a la hora de diseñar un safari. 


    Las características del terreno harán que podamos pasar unos días en ecosistemas diferentes y no monótonos y que aunque veamos animales similares, estos se comportan de forma muy diferente. Podríamos ver una manada de elefantes en la sabana entre acacias, y si elegimos bien la zona, en unos días ver unos elefantes nadando en un río lleno de cocodrilos, o atravesando el desierto de Kalahari perdiendo mucho peso por deshidratación. Es el mismo elefante, pero podremos observar sus hábitos de una forma muy diferente. 


    Incluso dentro de África, la variedad de ecosistemas es tan grande que sería difícil poder abarcar todos en un solo viaje. Desde los desiertos del Namib o el Kalahari, las salinas de Makgadikgadi que son del tamaño de Cantabria, la cuenca del río Congo, el río Zambezi y sus peces tigre con dientes, las planicies del Masai Mara y el Serengeti, el delta del Okavango donde el río fluye y muere extrañamente hacia el interior y no hacia la costa, el cabo de buena esperanza donde las ballenas se reúnen una vez al año o donde cientos de miles de sardinas se concentran perseguidas por decenas de delfines y peces espada, y el hogar del tiburón blanco. Sus selvas y volcanes activos albergan las únicas poblaciones de gorilas del mundo cuya visita es realmente transformadora. Y en todos estos lugares, tribus ancestrales que luchan por mantener su modo de vida tradicional, como los Himba, los San, los famosos Masai, los Samburu y un sinfín de culturas.   

    Elefantes, vertebradores del paisaje
    Uno de los factores más importantes en la composición del paisaje africano son los propios elefantes. Sus rutas migratorias regulan los ecosistemas con su alimentación. Los excrementos que dejan a su paso constituyen un nutriente fundamental para animales y vegetación. La digestión de los paquidermos es muy poco efectiva y desechan la mayoría de lo que ingieren, creando un excelente abono para el terreno por donde pasan. A su paso, actúan como auténticos bulldozers destrozando todo pequeño árbol y arbusto a su paso, pero dejando tras ellos la semilla y el abono necesario para que surja una enorme pradera que atraerá a grandes cantidades de herbívoros y carnívoros a la zona hasta que se agote la pradera, se recuperen los árboles de nuevo y vuelva a comenzar el ciclo.
     

    • Los elefantes arrasan con la vegetación a su paso, y al mismo tiempo, contribuyen a regenerar el ecosistema. Zimbabue.
    • En algunos lodges como este de Botsuana, los paquidermos se acercan mucho a los humanos. Foto:Great Plains.
    • Los elefantes viajan buscando las lluvias y zonas verdes para alimentarse. Damaraland. Foto: Wilderness Safaris
    • Un safari andando requiere de mucha paciencia y pausa en South Luangwa. Foto:Norman Carr
    • En época de lluvias el paisaje es maravilloso, pero la abundancia de vegetación puede dificultar encontrar a los animales. Kenia. Great Planes.
    • Los elefantes arrasan con la vegetación a su paso, y al mismo tiempo, contribuyen a regenerar el ecosistema. Zimbabwe.
    • En algunos lodges como este de Botsuana, los paquidermos se acercan mucho a los humanos. Great Plains.
    • Un safari andando requiere de mucha paciencia y pausa en South Luangwa. Foto:Norman Carr
    Suite en la copa de un arbol sibre el río Zambezi. Tongabezi
    Una suite en la copa de un arbol sibre el río Zambezi a pocos kilómetros de las cataratas Victoria. Foto: Tongabezi
    ¿Qué exigencia física estás dispuesto a asumir en tu viaje?

    Un safari se puede realizar cómodamente en un gran 4x4, hoy en día son eléctricos en muchas ocasiones, sin ruido de motor, o también caminando acompañado por una operativa que llamamos safari móvil, o haciendo un tramo o una travesía a caballo. Son muchas las opciones y formas, desde no mover un pie hasta no parar de moverlos. 
    El safari tradicional consiste en una combinación de avionetas y cómodos coches 4x4. Con las avionetas nos dirigimos de un punto a otro para después realizar las salidas en grandes todoterrenos equipados con cargadores USB, nevera con bebidas frías, prismáticos que pueden ser infrarrojos, sacos llenos de arroz para estabilizar las cámaras de fotografía, focos para avistamientos nocturnos, y todo tipo de comodidades y funcionalidades. 
    Un safari a pie es una experiencia muy especial que requiere de una organización logística ya que todo el campamento, comida, servicios, catres y colchones, duchas y cocina se monta y desmonta a diario. Hay un equipo de soporte y todo el safari es dirigido por guías especializados. Este tipo de safari recorre menos distancia, pero nos permite vivir una experiencia a flor de piel única y con todas las garantías de seguridad y comodidad. Elegir la forma de realizar un safari determina en gran medida la experiencia final.

    Cine al aire libre en Laikipia. Foto:Segera
    Cine al aire libre en Laikipia. Foto:Segera
    Salida en 4x4 para seguir el rastro de rinocerontes
    Salida en 4x4 para seguir el rastro de rinocerontes.
    Safari a caballo en la salina de Makgadikgadi
    Safari a caballo en la salina de Makgadikgadi
    Mujeres Samburu preparando sus arreglos tradicionales
    Mujeres Samburu preparando sus arreglos tradicionales
    Comunidad bosquimana San en el desierto del Kalahari.
    Comunidad bosquimana San en el desierto del Kalahari. Foto: Gonzalo Gimeno
    Macho de gorila silverback en Uganda
    Macho de gorila silverback en Uganda .Foto Mike Arney:
    Jirafas al atardecer en el Masai Mara.
    Jirafas al atardecer en el Masai Mara. El sol es más grande en esta latitud y garantiza fotos espectaculares.
    Leona en el Masai Mara.
    Leona en el Masai Mara. Kenia. Uno de los pocos lugares en los que los leones se suben a los árboles, probablemente para escapar de los insectos y bajar la temperatura.
    Un safari desde el agua ofrece una perspectiva única.
    Un safari desde el agua ofrece una perspectiva única.
    Lodges, tented camps, villas privadas... selecciona el alojamiento

    Todos tenemos en mente esas maravillosas tiendas de campaña totalmente amuebladas al más puro estilo vintage como una de las imágenes icónicas de un safari. Pues bien, la buena noticia es que existen y son igual a las fotos.
    A pesar de ser esa la referencia, el alojamiento es parte de la experiencia y afortunadamente hay para todos los gustos. 
    Los lodges, se parecen más a un pequeño hotel con casitas independientes, cuentan con paredes, aire acondicionado, baño completo, dormitorio, un saloncito, y en ocasiones hasta con una terraza y piscina. Suele haber una casa central donde se realizan las comidas y suele ser el punto de encuentro para las salidas de safari en coche. Hay lodges de todos los niveles y gustos principalmente en el sur de África. 
    Los Tented Camps son los campamentos que todos tenemos en mente. Los hay más sencillos y otros que sorprenden por su nivel de equipamiento y detalles de decoración. Algunos son fijos y se construyen sobre plataformas y otros son móviles o estacionales ya que van siguiendo a las migraciones. Estos campamentos se desmontan y trasladan de zona cada tres meses. 
    Existen pocas, pero excelentes villas privadas. Grandes casas por supuesto todas ellas decoradas “de revista” para safaris en familia, equipadas con cocinero, guías, vehículos etc.. en zonas como Tanzania, Sudáfrica, Zambia y Zimbabwe entre otros.
    Casi todos ellos tienen o bien su propia pista de aterrizaje o una cercana que comparten con alojamientos cercanos a los que llegar en avioneta o en helicóptero. 
    En Tanzania, algunos de los que más nos gustan son el lodge Singita Serengeti Faru Faru y el lodge Grumeti Serengeti River. En Kenia, en el Masai Mara, en la reserva Olare Motorogi, nos gusta Mara Plains Camp y Arijiju. En Ruanda, el lodge Singita Kwitonda. En el delta del Okavango de Bostuana, el Jack's Camp y el Okavango Explorers Camp. En Namibia el Little Kulala Lodge, Y en Zimbabwe Tembo Plains, Mana Pools.

    Faru Faru Lodge villa piscina safari
    Las villas de algunos lodges cuentan con piscina privada. Foto:Faru Faru Lodge
    Tembo Plains
    Un cierre del día en el campamento Tembo Plains.
    Villla privada para un safari en el parque nacional de Lower Zambezi - Zambia
    Villla privada para un safari en el parque nacional de Lower Zambezi - Zambia
    Interior de las zonas comunes en el campamento de Singita en el Serengeti.
    Interior de las zonas comunes en el campamento de Singita en el Serengeti.
    El campamento de Zarafa en uan zona de conservación privada en Botswana.
    El campamento de Zarafa en una zona de conservación privada en Botswana.
    Bisate lodge en Ruanda safari de gorilas
    Bisate lodge en Ruanda es una de las bases desde donde salir a buscar gorilas de montaña.
    Safari movil en el canal de Selinda en Botswana
    Safari movil en el canal de Selinda en Botswana
    Little Kulala Lodge en Namibia
    El lodge Little Kulala en el desierto del Namib. Foto: Wilderness
    En las zonas de conservación privada hay más posibilidades como la de los viajes en globo.
    Ver el despertar de la sabana desde la altura de un globo aerostatico se puede disfrutar en varios lugares de Africa sin interferir ni molestar a los animales. Ilustración realizada con inteligencia artificial.

    Parque nacional
    o Reserva privada

    Para poder realizar diferentes tipos de safari, es importante entender la diferencia entre un parque nacional como puedan ser los famosos Kruger, Masai Mara, Serengueti o Etosha y una zona de conservación.
    Un parque nacional está regulado y solo se puede hacer un safari en vehículo desde la salida hasta la puesta de sol. Está prohibido bajarse del coche y hay que seguir unas normas de conducción por caminos previamente definidos. La ventaja, es que los animales están muy acostumbrados a los coches, y están muy relajados. Esto nos permite acercarnos mucho y verlos muy de cerca. 


    Una zona de conservación es un terreno, normalmente de gran extensión (del tamaño de una provincia de cualquier país europeo), donde unos pocos campamentos gestionan la zona. Su objetivo es proteger el ecosistema y en muchas ocasiones transformar una actividad económica local  ganadera en una economía basada en el turismo donde la población local percibe ingresos por la protección de especies y el turismo. Estas zonas tienen muy baja densidad de visitantes y vehículos, y al no estar reguladas como una reserva, permiten realizar actividades como salidas nocturnas, caminatas, e incluso en algunas zonas, salidas a caballo. Esta exclusividad viene normalmente acompañada por un coste más elevado que el de un parque nacional o reserva.


    En definitiva, la planificación de un safari requiere de un amplio conocimiento del continente, pero sobre todo, del viajero. Dependiendo de cual sea nuestra expectativa, el diseño de un safari habrá de ser de una manera o de otra. Hay para todos los gustos y ocasiones.

    Tendencias
    Leona con sus cachorros en Botswana. Foto de Great Plains.
    Elefante en Chyulu Hills, de Great Plains.
    1

    Rinocerontes en el cielo

    Rinocerontes en el cielo
    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    Inge Lun, 05/10/2020 - 07:39
    Spanish
    Inge Serrano. Foto: David Murray
    5
    Botsuana
    Emocionante
    Conservación
    ¿Qué relación existe entre la luna llena, un rinoceronte y un helicóptero?. En este caso, son los principales protagonistas de una historia dura y real pero con un final feliz, que tiene lugar entre Sudáfrica y Botsuana. ¡Te la contamos!

    ¿Qué relación existe entre la luna llena, un rinoceronte y un helicóptero?. En este caso, son los principales protagonistas de una historia dura y real pero con un final feliz, que tiene lugar entre Sudáfrica y Botsuana.

    En Sudáfrica, cada luna llena, los rangers de las reservas y parques, lejos de contemplar este fenómeno como algo bello o romántico, están más alerta que nunca. Saben que los cazadores furtivos aprovechan la visibilidad natural que esa luna llena brinda a la noche para matar a rinocerontes con la intención de extraerles sus cuernos.

    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    Los rinocerontes habitan nuestro planeta desde hace 15 millones de años
    Se calcula que, en el año 2017, se mataba un rinoceronte cada 7 horas en Sudáfrica, país en el que habita el 80% de los rinocerontes de toda África

    Estos cuernos que, en el mercado negro de algunos países asiáticos, llegan a tener más valor que el oro o los diamantes, son considerados un importante símbolo de estatus social y se utilizan en la medicina tradicional china a modo de medicamento curalotodo y para potenciar la virilidad. Se calcula que se puede llegar a pagar hasta 1 millón de dólares por un cuerno de rinoceronte intacto y con una bonita forma.
     

    Los cuernos no tienen un núcleo óseo, sino que están hechos de queratina, la misma sustancia que compone el cabello y las uñas. Nunca dejan de crecer y, si se rompen en alguna pelea, pueden regenerarse.

    El problema aparece cuando, para extraer los cuernos, los furtivos atacan a los rinocerontes de forma salvaje y muchos de ellos acaban muriendo al lado de sus crías, que quedan huérfanas e indefensas.

    conservación rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    El cuerno de un rinoceronte puede llegar a valer 1 millón de dólares en algunos países de Asia. Foto: David Murray

    Una iniciativa para salvar a los rinocerontes

    Se calcula que, en el año 2017, se mataba un rinoceronte cada 7 horas en Sudáfrica, país en el que habita el 80% de los rinocerontes de toda África. Y en noches de lunas llenas especiales como la denominada “Luna de Sangre” de julio de 2018 o la “Superluna” de 2015, se contabilizaron hasta 9 rinocerontes muertos en una sola noche. A este ritmo de aniquilación, esta especie prehistórica que puebla nuestro planeta desde hace 15 millones de años podría extinguirse en un futuro próximo.

    Con el fin de salvar a estos rinocerontes y sus crías, la fundación Great Plains Conservation y andBeyond decidieron en 2015 poner en marcha el proyecto Rhinos Without Borders, con el fin de trasladar un total de 100 rinocerontes desde las zonas de caza furtiva de Sudáfrica a reservas seguras en Botsuana. Desde el inicio del proyecto se han trasladado ya con éxito 87 rinocerontes y los equipos de seguimiento de Botsuana han reportado el nacimiento de 35 crías, nacidas en libertad.

    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    En buenas condiciones de libertad, los rinocerontes pueden llegar a vivir 60 años. Foto: David Murray/Great Plains Foundation
    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    Los rinocerontes son animales solitarios y muy territoriales. Foto: David Murray

    El traslado entre Sudáfrica y Botsuana se realiza a bordo de aviones militares del ejército de Botsuana en los que los rinocerontes viajan de cuatro en cuatro en contenedores. Una vez el avión aterriza en una pista improvisada en medio de la sabana, los rinocerontes son sedados, inmovilizados y transportados hacia la reserva.

    El traslado se realiza uno a uno, colgados boca abajo de un helicóptero y con una precisión milimétrica para no dañar al animal. Este método, visualmente impactante, es el más seguro para estos grandes mamíferos que, al estar sedados, no viven el traslado con estrés ni ansiedad. Cuando despierten, estarán a salvo en el que será, a partir de entonces, su nuevo hogar.

    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    A los rinocerontes se les tapan los ojos para provocarles el menor estrés posible. Foto: Beverly Joubert
    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    Cada ejemplar, que puede pesar más de 800 kilos, es introducido cuidadosamente en un contenedor especial. Foto: Beverly Joubert
    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    Los contenedores viajan desde Sudáfrica a bordo de un avión militar de las fuerzas aéreas de Botsuana
    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    Una vez en Botsuana, en medio de la sabana, los rinocerontes sedados son trasladados uno a uno, colgados de un helicóptero, hacia una reserva segura. Foto: David Murray
    rinocerontes botsuana rhinos without borders
    El traslado de los rinocerontes en helicóptero es visualmente espectacular. Foto:David Murray
    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders dereck joubert
    Great Plains Foundation y AndBeyond pusieron en marcha el proyecto "Rhinos Without Borders" en 2015. Foto: David Murray
    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    Los rinocerontes, ya a salvo, en la reserva de Botsuana. Foto: Beverly Joubert
    El traslado de cada uno de estos rinocerontes tiene un coste de 45.000 dólares. El proyecto subsiste gracias a las donaciones externas de personas, empresas y asociaciones pero siempre son necesarios fondos para financiar todas aquellas necesidades vinculadas a esta iniciativa, que incluyen la captura, el transporte, la cuarentena veterinaria y el seguimiento y monitorización de los rinocerontes liberados

    Este 2020, la pandemia ha agravado la situación de los rinocerontes y de otras especies que habitan en reservas y parques nacionales africanos. El cierre de fronteras ha generado una drástica bajada del turismo. Si no hay turistas, no hay safaris y los cazadores furtivos pueden campar a sus anchas y actuar de forma más fácil en zonas donde no hay gente. Además, miembros de estas comunidades que vivían gracias a trabajos relacionados con el turismo, ahora se encuentran sin dinero para comer y salen a la caza de algunas especies como modo de subsistencia.

    Así, para mantener la seguridad de los rinocerontes trasladados a Botsuana, Rhinos Without Borders, ha decidido este año interrumpir momentáneamente el traslado de rinocerontes y centrar todos sus esfuerzos en el cuidado y monitorización del conjunto de 130 rinocerontes (contando adultos y crías) que constituyen el legado y la continuidad de esta especie en África.

    Tendencias
    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    rinoceronte sudáfrica rhinos without borders
    1

    África no se cuenta, pero lo intentaré

    África no se cuenta, pero lo intentaré
    viaje lujo safari Botsuana África
    Inge Jue, 09/04/2020 - 09:18
    Spanish
    Àfrica Llamas, socia y directora de Elefant Travel Barcelona
    9
    Botsuana
    Transformador
    Safari
    Siempre oí decir que cuando viajas la primera vez a África, ya no hay vuelta atrás, es una experiencia tan intensa que siempre vas a querer volver porque ya formas parte de ella.

    Los viajes al continente africano siempre son impredecibles, un retorno a los orígenes del todo, el equilibrio entre todas las especies, la naturaleza más salvaje y más bella que se puede admirar hoy en día. Mi viaje a Botsuana fue exactamente así: Empiezo mi viaje de inspección que durará un total de 5 días, comenzando con un largo trayecto con destino Johannesburgo, varias compañías operan la ruta desde Madrid o Barcelona para llegar a la gran ciudad sudafricana, vía Frankfurt.

    Una vez allí, pasado el inevitable control de inmigración, tuve tiempo de hacerme con un buen sombrero de safari en el aeropuerto, viajando en el mes de diciembre y a las puertas de la época de lluvias, el verano comienza en Botsuana y toda protección es bienvenida.  Después de una corta espera tomé un último vuelo de 1 hora y media hasta Maun, la puerta de entrada al famoso Delta del Okavango. Desde este aeropuerto salen todas las avionetas hacia las diferentes pistas de aterrizaje repartidas por el delta. 

    Cuando uno piensa en un safari, es fácil caer en el estereotipo de sabana africana, árida, con acacias dispersas en el horizonte y cielos despejados como podríamos encontrar en algunos parques nacionales de Kenia o Tanzania. No hay nada más lejos de la realidad. En el delta del río Okavango, la tierra árida brilla por su ausencia, a lo largo del horizonte la hierba fresca de un verde intenso y los canales de agua fresca se mezclan entre sí dando lugar a un pozo de vida inigualable donde la variedad de especies es interminable. 

    En el delta del río Okavango, la tierra árida brilla por su ausencia. A lo largo del horizonte, la hierba fresca de un verde intenso y los canales de agua fresca se mezclan entre sí dando lugar a un pozo de vida inigualable donde la variedad de especies es interminable.  
    viaje lujo Africa Botsuana safari Okavango
    Los safaris con un mínimo impacto medioambiental contribuyen a la conservación de las especies

    Safaris sostenibles

    Mi primera parada: dos noches en Zarafa Camp, uno de los campamentos que forman parte del grupo formado por Great Plains Conservation situado en el extremo oriental de la reserva privada Selinda con 130.000 hectáreas en el norte de Botsuana.

    Great Plains Conservation es uno de los brillantes ejemplos africanos de cómo el turismo se puede emplear para mejorar el continente, su gente, su vida salvaje y sus paisajes. La fuerza motora que hay detrás protege a los grandes espacios de paisaje africano incluyendo humanos y animales, especialmente la vida salvaje en peligro de extinción como el rinoceronte que habita las zonas que gestiona, con la gestión de sus excepcionales campamentos de safari diseñados para tener un impacto reducido en el medio ambiente y las actividades de conservación que realizan a lo largo de más de 400.000 hectáreas, utilizando el ecoturismo como una herramienta para sostener programas de conservación.

    ¿Y quién está detrás de este gran proyecto? Concretamente 5 emprendedores de los que posiblemente hayamos oído hablar como Mark Read (anterior presidente de WWF-SA), y Dereck y Beverly Joubert, una inspiradora pareja, mundialmente conocidos directores de cine y conservacionistas. Como parte de este proceso, los fundadores combinaron su experiencia en los safaris fotográficos para crear lo que consideran los mejores y más innovadores campos ecológicos de África. 
     

    Great Plains Conservation es uno de los brillantes ejemplos africanos de cómo el turismo se puede emplear para mejorar el continente, su comunidad, su vida salvaje y sus paisajes

    Después de varios viajes a África, al llegar a Zarafa Camp, realmente me sorprendí a mí misma al darme cuenta de cómo tiene que ser un safari de verdad. Este lodge con solamente 4 tiendas para alojar a un total de 8 huéspedes y totalmente integrado en el entorno evoca a los safaris de finales del siglo XIX y principios del XX. Los safaris descritos por Henry M. Stanley con sillas de cuero, mobiliario antiguo de madera y baños con elementos de cobre y ducha exterior en un perfecto equilibrio entre estilo y sostenibilidad.

    No puedo dejar de mencionar, la primera noche, la cena con menú degustación bajo la luz de las estrellas, cocina de altísima calidad en un paraje incomparable rodeados de hipopótamos y búfalos, plato tras plato, la exquisitez de su elaboración me fue sorprendiendo cada vez más. En Zarafa Camp siguiendo la alta premisa de conservación del medio ambiente, no utilizan recipientes de plástico, obsequian a todos sus huéspedes con una botella de aluminio reutilizable para poder rellenar cada día con agua fresca ubicada en el bar del campamento.

    Durante las dos noches que estuve en Zarafa Camp pude disfrutar de África en estado puro, en la reserva privada de Selinda, sin masificaciones de turistas, solo las grandes manadas de elefantes buscando agua en el delta seco antes de las grandes lluvias, los leopardos, dificilísimos de ver, incluso en los árboles, caminando tranquilamente a sus anchas rastreando un grupo de impalas o las innumerables nuevas crías de facóqueros, impalas, kudus y jirafas entre otros, que aparecían por doquier. 

    viaje lujo Africa safari león Botsuana
    Los leones pueden llegar a vivir hasta 20 años

    El rugido del león puede escucharse hasta a 9 kilómetros de distancia. Les ayuda a encontrar a otros leones y también como forma de marcar su territorio. Los machos controlan grandes territorios y protegen celosamente su harén de leonas.

    Después de un intenso día de safari, nada me hacía predecir lo que nos esperaba para terminar aquella tarde, a orillas de un pequeño lago, donde una manada de elefantes se refrescaba al atardecer, el equipo nos había preparado un pequeño coctel con bebidas y snacks mientras admirábamos a aquellos majestuosos animales situados a pocos metros.

    La sensación de bajar del vehículo, rodeada del bush del Okavango, en completo silencio, intentando entender como los elefantes a pocos pasos de mí se comunicaban entre ellos es indescriptible. A orillas del lago teníamos unas canoas, no dudé en subirme a una de ellas junto con uno de los rangers para acercarme todavía mas a estos maravillosos animales.

    viaje lujo safari Africa Botsuana elefantes okavango
    Un "sundowner" consiste en buscar un lugar especial para ver la puesta de Sol antes de regresar al campamento
    viaje lujo safari Africa Botsuana
    Acabar nuestro safari con una puesta de Sol en la sabana africana es la mejor forma de completar una experiencia única

    Mi siguiente parada en el recorrido de Great Plains Conservation tiene lugar en Selinda Camp, en la zona norte de la reserva con el mismo nombre. Tomamos una avioneta para un corto trayecto de 30 minutos  y otros 40 minutos más por tierra, aunque en la época seca, paradójicamente cuando el delta está rebosante de agua, se puede llegar navegando con una embarcación tradicional o mokoro.

    El canal Selinda es una antigua vía fluvial que discurre en dos direcciones y se abre camino en el vasto Delta del Okavango con los humedales Liyanti en el oeste, con el canal Savute y Chobe todavía más al oeste y el poderoso río Zambezi, al norte con Namibia y Angola.

    Al estar a orillas del canal esto me permitió descubrir el delta desde otro punto de vista y acercarme a otro tipo de fauna que normalmente suele pasar desapercibida.  Justo al lado de nuestra barca se columpiaba, en las ramas de papiro, un martín pescador malaquita, pintado con sus colores azul y verde intensos, el pico rojo, el pecho anaranjado, el cuello blanco; uno de los pájaros más bellos del mundo y a pocos metros más allá una garza gigante emprende su vuelo.  

    Más de 1.000 especies de aves diferentes tienen su hogar aquí por lo que también es un destino perfecto para los aficionados a la ornitología más exigentes.

    Mi última parada en Botsuana tuvo lugar en Duba Plains, el tercer campamento exclusivo y completamente renovado, con una filosofía muy parecida a Zarafa Camp. Con tan solo 5 tiendas para 10 huéspedes, garantiza una exclusividad y un servicio excepcional para quien lo visita. Todas las tiendas de canvas están decoradas con materiales de primerísima calidad, salpicadas con obras de arte locales y fotografías de sus dueños, todas las tiendas cuentan con piscina privada teniendo a los hipopótamos como vecinos. 

    • viaje lujo safari africa botsuana avioneta
    • viaje safari campamento lujo Africa botsuana
    • viaje lujo safari campamento Africa Botsuana
    • viaje lujo safari campamento ranger Africa Botsuana
    • El acceso a los campamentos se realiza siempre en avioneta, lo que permite admirar la inmensidad del Delta del Okavango
    • Las tiendas del campamento están totalmente equipadas con todos los detalles
    • Todo a punto para reponer fuerzas y proseguir con nuestro safari
    • Durante un safari se suele realizar una parada para disfrutar de un tentempié en plena sabana

    Situado en el corazón del delta, aquí no encontré manadas de elefantes, pero la experiencia de safari sería igualmente fascinante, ya hacia un par de días que se habían visto perros salvajes en la zona pero no había manera de dar con ellos, después de un día rastreando huellas y restos de caza del día anterior volvimos al campamento totalmente agotados del largo día pero contentos porque una vez más, el equipo de Duba Plains nos sorprendió con un desayuno en el bush, con pan recién horneado en unas brasas improvisadas a la sombra de una preciosa higuera mientras los antílopes asustadizos nos observaban con atención.

    Último día en Duba Plains y última oportunidad de dar con los perros salvajes. Comenzamos la mañana con un vuelo bajo (o muy bajo) en helicóptero por las llanuras del delta. La experiencia es magnífica, un vuelo fascinante que nos permite contemplar las extrañas figuras que forman el agua y la vegetación desde la altura del helicóptero, los rebaños de cebras y antílopes, las islas, los canales, las bandadas de aves y algún elefante solitario que se abre paso entre los árboles.  Después del almuerzo y un pequeño descanso reparador salimos en lo que fue mi último safari en Botsuana. El guía nos mira sonriente y satisfecho, han localizado a los perros salvajes y vamos a ir tras ellos, ahora sí.
     

    Viajar a África no se cuenta, se siente con todos los sentidos, se vive y sobre todo se respeta, donde todo está en una perfecta armonía. Cada uno tiene su papel crucial en el mantenimiento y conservación del ecosistema, desde los elefantes hasta las termitas y el Delta del Okavango es una explosión de vida que se desborda en cada uno de sus rincones

    Después de apenas 40 minutos buscando al extraño animal, a poco más de 10 metros, un perro cruza delante de nuestro vehículo, otro justo detrás del primero y otro más, en total, una manada de seis perros salvajes hambrientos se dirige hacia una de las ultimas reservas de agua antes de las primeras lluvias donde los antílopes sacian su sed. El sol cae en el horizonte, el delta se vuelve de color naranja.

    La emoción es máxima, situación totalmente inusual ya que nunca se acercan tanto al agua para no estar expuestos, los perros aumentan su ritmo, se disponen a cazar y no queremos perderles la pista.

    De pronto la manada se pone a correr, ya tienen una presa en el horizonte y nuestro guía cruza el delta, campo a través en paralelo a los animales, una carrera entre animal y vehículo con un mismo objetivo, nuestro guía experto nos explica que cuando el nivel de agua es alto, entre los meses de junio y agosto, es imposible moverse tan rápido por la reserva ya que el agua lo inunda todo y la única manera de hacerlo es en mokoro.

    Llegado a pocos metros de la meta, nuestro coche ralentiza su ritmo para dar paso al ciclo natural de la vida, acabo de ver cazar a un perro salvaje, seguramente una de las experiencias más intensas que jamás he vivido. 

    viaje lujo safari Africa delta okavango Botsuana Elefant Travel
    Àfrica Llamas explorando el Delta del Okavango en un kayak
    Viaja
    viaje lujo safari Africa Botsuana
    viaje lujo safari Africa Botsuana
    1

12 MESES, 12 HISTORIAS

12

Una historia al mes durante un año

Elige los temas que te interesan

5'

Cinco minutos de inspiración

El día que tú decidas

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Errante es un proyecto de Elefant logo