África no se cuenta, pero lo intentaré

    África no se cuenta, pero lo intentaré
    viaje lujo safari Botsuana África
    Inge Jue, 09/04/2020 - 09:18
    Spanish
    Àfrica Llamas, socia y directora de Elefant Travel Barcelona
    9
    Botsuana
    Transformador
    Safari
    Siempre oí decir que cuando viajas la primera vez a África, ya no hay vuelta atrás, es una experiencia tan intensa que siempre vas a querer volver porque ya formas parte de ella.

    Los viajes al continente africano siempre son impredecibles, un retorno a los orígenes del todo, el equilibrio entre todas las especies, la naturaleza más salvaje y más bella que se puede admirar hoy en día. Mi viaje a Botsuana fue exactamente así: Empiezo mi viaje de inspección que durará un total de 5 días, comenzando con un largo trayecto con destino Johannesburgo, varias compañías operan la ruta desde Madrid o Barcelona para llegar a la gran ciudad sudafricana, vía Frankfurt.

    Una vez allí, pasado el inevitable control de inmigración, tuve tiempo de hacerme con un buen sombrero de safari en el aeropuerto, viajando en el mes de diciembre y a las puertas de la época de lluvias, el verano comienza en Botsuana y toda protección es bienvenida.  Después de una corta espera tomé un último vuelo de 1 hora y media hasta Maun, la puerta de entrada al famoso Delta del Okavango. Desde este aeropuerto salen todas las avionetas hacia las diferentes pistas de aterrizaje repartidas por el delta. 

    Cuando uno piensa en un safari, es fácil caer en el estereotipo de sabana africana, árida, con acacias dispersas en el horizonte y cielos despejados como podríamos encontrar en algunos parques nacionales de Kenia o Tanzania. No hay nada más lejos de la realidad. En el delta del río Okavango, la tierra árida brilla por su ausencia, a lo largo del horizonte la hierba fresca de un verde intenso y los canales de agua fresca se mezclan entre sí dando lugar a un pozo de vida inigualable donde la variedad de especies es interminable. 

    En el delta del río Okavango, la tierra árida brilla por su ausencia. A lo largo del horizonte, la hierba fresca de un verde intenso y los canales de agua fresca se mezclan entre sí dando lugar a un pozo de vida inigualable donde la variedad de especies es interminable.  
    viaje lujo Africa Botsuana safari Okavango
    Los safaris con un mínimo impacto medioambiental contribuyen a la conservación de las especies

    Safaris sostenibles

    Mi primera parada: dos noches en Zarafa Camp, uno de los campamentos que forman parte del grupo formado por Great Plains Conservation situado en el extremo oriental de la reserva privada Selinda con 130.000 hectáreas en el norte de Botsuana.

    Great Plains Conservation es uno de los brillantes ejemplos africanos de cómo el turismo se puede emplear para mejorar el continente, su gente, su vida salvaje y sus paisajes. La fuerza motora que hay detrás protege a los grandes espacios de paisaje africano incluyendo humanos y animales, especialmente la vida salvaje en peligro de extinción como el rinoceronte que habita las zonas que gestiona, con la gestión de sus excepcionales campamentos de safari diseñados para tener un impacto reducido en el medio ambiente y las actividades de conservación que realizan a lo largo de más de 400.000 hectáreas, utilizando el ecoturismo como una herramienta para sostener programas de conservación.

    ¿Y quién está detrás de este gran proyecto? Concretamente 5 emprendedores de los que posiblemente hayamos oído hablar como Mark Read (anterior presidente de WWF-SA), y Dereck y Beverly Joubert, una inspiradora pareja, mundialmente conocidos directores de cine y conservacionistas. Como parte de este proceso, los fundadores combinaron su experiencia en los safaris fotográficos para crear lo que consideran los mejores y más innovadores campos ecológicos de África. 
     

    Great Plains Conservation es uno de los brillantes ejemplos africanos de cómo el turismo se puede emplear para mejorar el continente, su comunidad, su vida salvaje y sus paisajes

    Después de varios viajes a África, al llegar a Zarafa Camp, realmente me sorprendí a mí misma al darme cuenta de cómo tiene que ser un safari de verdad. Este lodge con solamente 4 tiendas para alojar a un total de 8 huéspedes y totalmente integrado en el entorno evoca a los safaris de finales del siglo XIX y principios del XX. Los safaris descritos por Henry M. Stanley con sillas de cuero, mobiliario antiguo de madera y baños con elementos de cobre y ducha exterior en un perfecto equilibrio entre estilo y sostenibilidad.

    No puedo dejar de mencionar, la primera noche, la cena con menú degustación bajo la luz de las estrellas, cocina de altísima calidad en un paraje incomparable rodeados de hipopótamos y búfalos, plato tras plato, la exquisitez de su elaboración me fue sorprendiendo cada vez más. En Zarafa Camp siguiendo la alta premisa de conservación del medio ambiente, no utilizan recipientes de plástico, obsequian a todos sus huéspedes con una botella de aluminio reutilizable para poder rellenar cada día con agua fresca ubicada en el bar del campamento.

    Durante las dos noches que estuve en Zarafa Camp pude disfrutar de África en estado puro, en la reserva privada de Selinda, sin masificaciones de turistas, solo las grandes manadas de elefantes buscando agua en el delta seco antes de las grandes lluvias, los leopardos, dificilísimos de ver, incluso en los árboles, caminando tranquilamente a sus anchas rastreando un grupo de impalas o las innumerables nuevas crías de facóqueros, impalas, kudus y jirafas entre otros, que aparecían por doquier. 

    viaje lujo Africa safari león Botsuana
    Los leones pueden llegar a vivir hasta 20 años

    El rugido del león puede escucharse hasta a 9 kilómetros de distancia. Les ayuda a encontrar a otros leones y también como forma de marcar su territorio. Los machos controlan grandes territorios y protegen celosamente su harén de leonas.

    Después de un intenso día de safari, nada me hacía predecir lo que nos esperaba para terminar aquella tarde, a orillas de un pequeño lago, donde una manada de elefantes se refrescaba al atardecer, el equipo nos había preparado un pequeño coctel con bebidas y snacks mientras admirábamos a aquellos majestuosos animales situados a pocos metros.

    La sensación de bajar del vehículo, rodeada del bush del Okavango, en completo silencio, intentando entender como los elefantes a pocos pasos de mí se comunicaban entre ellos es indescriptible. A orillas del lago teníamos unas canoas, no dudé en subirme a una de ellas junto con uno de los rangers para acercarme todavía mas a estos maravillosos animales.

    viaje lujo safari Africa Botsuana elefantes okavango
    Un "sundowner" consiste en buscar un lugar especial para ver la puesta de Sol antes de regresar al campamento
    viaje lujo safari Africa Botsuana
    Acabar nuestro safari con una puesta de Sol en la sabana africana es la mejor forma de completar una experiencia única

    Mi siguiente parada en el recorrido de Great Plains Conservation tiene lugar en Selinda Camp, en la zona norte de la reserva con el mismo nombre. Tomamos una avioneta para un corto trayecto de 30 minutos  y otros 40 minutos más por tierra, aunque en la época seca, paradójicamente cuando el delta está rebosante de agua, se puede llegar navegando con una embarcación tradicional o mokoro.

    El canal Selinda es una antigua vía fluvial que discurre en dos direcciones y se abre camino en el vasto Delta del Okavango con los humedales Liyanti en el oeste, con el canal Savute y Chobe todavía más al oeste y el poderoso río Zambezi, al norte con Namibia y Angola.

    Al estar a orillas del canal esto me permitió descubrir el delta desde otro punto de vista y acercarme a otro tipo de fauna que normalmente suele pasar desapercibida.  Justo al lado de nuestra barca se columpiaba, en las ramas de papiro, un martín pescador malaquita, pintado con sus colores azul y verde intensos, el pico rojo, el pecho anaranjado, el cuello blanco; uno de los pájaros más bellos del mundo y a pocos metros más allá una garza gigante emprende su vuelo.  

    Más de 1.000 especies de aves diferentes tienen su hogar aquí por lo que también es un destino perfecto para los aficionados a la ornitología más exigentes.

    Mi última parada en Botsuana tuvo lugar en Duba Plains, el tercer campamento exclusivo y completamente renovado, con una filosofía muy parecida a Zarafa Camp. Con tan solo 5 tiendas para 10 huéspedes, garantiza una exclusividad y un servicio excepcional para quien lo visita. Todas las tiendas de canvas están decoradas con materiales de primerísima calidad, salpicadas con obras de arte locales y fotografías de sus dueños, todas las tiendas cuentan con piscina privada teniendo a los hipopótamos como vecinos. 

    • viaje lujo safari africa botsuana avioneta
    • viaje safari campamento lujo Africa botsuana
    • viaje lujo safari campamento Africa Botsuana
    • viaje lujo safari campamento ranger Africa Botsuana
    • El acceso a los campamentos se realiza siempre en avioneta, lo que permite admirar la inmensidad del Delta del Okavango
    • Las tiendas del campamento están totalmente equipadas con todos los detalles
    • Todo a punto para reponer fuerzas y proseguir con nuestro safari
    • Durante un safari se suele realizar una parada para disfrutar de un tentempié en plena sabana

    Situado en el corazón del delta, aquí no encontré manadas de elefantes, pero la experiencia de safari sería igualmente fascinante, ya hacia un par de días que se habían visto perros salvajes en la zona pero no había manera de dar con ellos, después de un día rastreando huellas y restos de caza del día anterior volvimos al campamento totalmente agotados del largo día pero contentos porque una vez más, el equipo de Duba Plains nos sorprendió con un desayuno en el bush, con pan recién horneado en unas brasas improvisadas a la sombra de una preciosa higuera mientras los antílopes asustadizos nos observaban con atención.

    Último día en Duba Plains y última oportunidad de dar con los perros salvajes. Comenzamos la mañana con un vuelo bajo (o muy bajo) en helicóptero por las llanuras del delta. La experiencia es magnífica, un vuelo fascinante que nos permite contemplar las extrañas figuras que forman el agua y la vegetación desde la altura del helicóptero, los rebaños de cebras y antílopes, las islas, los canales, las bandadas de aves y algún elefante solitario que se abre paso entre los árboles.  Después del almuerzo y un pequeño descanso reparador salimos en lo que fue mi último safari en Botsuana. El guía nos mira sonriente y satisfecho, han localizado a los perros salvajes y vamos a ir tras ellos, ahora sí.
     

    Viajar a África no se cuenta, se siente con todos los sentidos, se vive y sobre todo se respeta, donde todo está en una perfecta armonía. Cada uno tiene su papel crucial en el mantenimiento y conservación del ecosistema, desde los elefantes hasta las termitas y el Delta del Okavango es una explosión de vida que se desborda en cada uno de sus rincones

    Después de apenas 40 minutos buscando al extraño animal, a poco más de 10 metros, un perro cruza delante de nuestro vehículo, otro justo detrás del primero y otro más, en total, una manada de seis perros salvajes hambrientos se dirige hacia una de las ultimas reservas de agua antes de las primeras lluvias donde los antílopes sacian su sed. El sol cae en el horizonte, el delta se vuelve de color naranja.

    La emoción es máxima, situación totalmente inusual ya que nunca se acercan tanto al agua para no estar expuestos, los perros aumentan su ritmo, se disponen a cazar y no queremos perderles la pista.

    De pronto la manada se pone a correr, ya tienen una presa en el horizonte y nuestro guía cruza el delta, campo a través en paralelo a los animales, una carrera entre animal y vehículo con un mismo objetivo, nuestro guía experto nos explica que cuando el nivel de agua es alto, entre los meses de junio y agosto, es imposible moverse tan rápido por la reserva ya que el agua lo inunda todo y la única manera de hacerlo es en mokoro.

    Llegado a pocos metros de la meta, nuestro coche ralentiza su ritmo para dar paso al ciclo natural de la vida, acabo de ver cazar a un perro salvaje, seguramente una de las experiencias más intensas que jamás he vivido. 

    viaje lujo safari Africa delta okavango Botsuana Elefant Travel
    Àfrica Llamas explorando el Delta del Okavango en un kayak
    Viaja
    viaje lujo safari Africa Botsuana
    viaje lujo safari Africa Botsuana
    1

12 MESES, 12 HISTORIAS

12

Una historia al mes durante un año

Elige los temas que te interesen

5'

Cinco minutos de inspiración

El día y a la hora que tú decidas

Próximamente...