viaje de lujo emiratos árabes dubai
  • 12 MIN
  • Fascinante

Emiratos Árabes: El gran desierto del lujo

M.Isabel Fernández, directora oficina Elefant Travel Colombia

Siempre he pensado que los viajes llegan en el momento indicado en nuestra vida, y por alguna razón específica. No siempre lo ves, pero, después de cada viaje, regresa una persona diferente a la que salió de casa. 

Al principio, mi viaje estaba pensado para otro lugar que también me hacía muchísima ilusión, pero que, por temas climáticos, no era el más recomendable para visitar en esa época del año. 

Después de analizar las diferentes opciones, y teniendo en cuenta que me encontraba a mitad de camino de casi cualquier lugar del mundo, apareció, por alguna razón en la conversación, Emiratos Árabes. Ese lugar que para mí era lejano, mítico e incluso inalcanzable.

viaje lujo dubai burj al arab
El reconocido hotel Burj Al Arab, el edificio más representativo del skyline de Dubái

Al llegar a Dubái, salí directamente hacia Abu Dhabi ya que allí comenzaba mi viaje. Esta es la capital de los 7 estados que componen los Emiratos Árabes Unidos. Cada uno de ellos es regido por su Emir (el título nobiliario de los jeques), quienes tienen poderes específicos dentro del país. El presidente del país es siempre por herencia de un jeque del emirato de Abu Dhabi y el primer ministro un jeque del emir de Dubái.  
 
Me dijeron que sabría en cuanto estuviera allí porque se empiezan a ver árboles en la intersección de la carretera. Este fue uno de los primeros impactos que tuve. ¿Cómo mantienes tal cantidad de árboles completamente verdes todo el año, cuando te encuentras en medio del desierto? ¡Buen punto para analizar!

A principios del siglo XX los jefes de las tribus del golfo todavía vivían en cabañas pastoreando el ganado, recogiendo dátiles y perlas, y pescando, como forma de subsistencia. Fue en 1958 aproximadamente, cuando su vida cambió totalmente y se convirtieron en los hombres más poderosos del mundo gracias al hallazgo de petróleo en el subsuelo de sus tierras.  

Abu Dhabi, indiscutiblemente tiene un toque cultural un poco más fuerte que Dubái. A pesar de seguir su mismo modelo de desarrollo, allí se puede sentir un poco más ese estilo árabe que quizá sea más difícil de encontrar en Dubái. 

Sin lugar a dudas, mi paso por Abu Dhabi quedará en mis recuerdos para siempre gracias a la visita a la Mezquita Sheikh Zayed.

Esta mezquita recibe este nombre en honor al primer presidente de Emiratos Árabes Unidos, quien inició su construcción, sin poder verla finalizada ya que murió tres años antes de su terminación. Sin embargo, la primera ceremonia que se llevó a cabo allí, fue su funeral y sus restos se encuentran enterrados en el mismo terreno. Incluso hay una persona que le está rezando las 24 horas del día a su alma. 

Con esta obra, Sheikh Zayed buscaba unir la diversidad cultural del mundo islámico con los valores históricos y modernos de la arquitectura y el arte. Convirtiéndola en una obra que une al mundo, a través de sus diseños, artesanos y materiales de diferentes países en su construcción; y abriéndole las puertas a personas de otras religiones (algo no permitido en otras mezquitas del mundo). 

Es muy fácil sorprenderse con la inmensidad y la maravilla de la mezquita Sheikh Zayed. Mármol blanco, oro, piedras preciosas, cristales Swarovski y una de las lámparas más grandes que existen. Todo ello hace que sea muy difícil no quedar deleitado con la precisión y el diseño de este edificio.

viaje lujo dubái mezquita sheik Zayed
La imponente y lujosa mezquita de Sheikh Zayed, la más grande de los Emiratos Árabes

Sin embargo, algo que me cautivó fue sin duda alguna, vivir un atardecer en este mágico lugar. Aunque parece algo sencillo y cotidiano, te das cuenta del nivel de precisión que hubo en su diseño y construcción, con factores como la luz y los pequeños detalles que combinan perfectamente con la luz natural que va cayendo con el día, y que sólo resaltan al darle paso a la noche. 

Este fue sin duda para mí, un momento mágico que incluso dejó en un segundo plano ese momento incómodo, que, aunque ya me habían preparado, hizo que como mujer me sintiera quizá infravalorada por el sólo hecho de serlo, al llegar allí y que me pidieran, y además se aseguraran en los siguientes puntos de acceso, que no enseñara ni un sólo centímetro de piel. 

En ese momento pasaron tantas cosas por mi cabeza, tantas dudas, e incluso puedo decir que hasta un poco de molestia. Sin embargo, sólo hace falta entrar en la mezquita para quedar completamente extasiada con la inmensidad del lugar y olvidar por completo el tradicional protocolo de ingreso, que, aunque es difícil de comprender, tiene una razón de ser y un sentido muy importante para su cultura, por lo cual es importante acatarlo y respetarlo.  
 

viaje de lujo emiratos árabes dubai mezquita Sheikh Zayed Abu Dabi
La mezquita fue construida entre los años 1996 y 2007
viaje de lujo emiratos árabes dubai mezquita Sheikh Zayed Abu Dabi
Sheikh Zayed cuenta con 4 minaretes y 82 bóvedas

Un horizonte de dunas rojas

Mi viaje continuó hacia el desierto. Ese lugar que tantas veces me pregunté cómo sería. En esta primera oportunidad, visité el desierto de Rub al Khali ("el cuarto vacío") que se encuentra realmente cerca de Abu Dhabi, aproximadamente a unos 45 minutos en carretera pavimentada y de muy fácil acceso. Es nada menos que el desierto arenoso más grande del mundo.

Llegar allí y ver la infinidad de sus dunas hizo que me diera cuenta en cada uno de los pasos que daba, de lo pequeños que somos en el mundo. Cada ciudad, cada país, cada cultura, cada persona que conocemos en los viajes es en sí mismo un mundo único. Estamos muy acostumbrados a girar en torno a nuestro propio entorno porque así nos lo marca el ritmo actual de la vida. Sin embargo, encontrarme ante esas dunas rojas, un paisaje que solo había visto en fotos, ha sido una de esas experiencias impactantes en mi vida y un momento inolvidable. 

  • viaje lujo desierto dubái
  • viaje lujo desierto dubái
  • viaje lujo desierto dubái
  • viaje lujo desierto dubái caballos árabes
  • La cetrería es una tradición milenaria en Oriente Medio
  • Pasar la noche en el desierto, en una exclusiva tienda de estilo beduino es una experiencia obligada cuando se viaja a Dubái
  • El desierto que rodea Dubái, con sus grandes dunas de arena, es de los más extensos del planeta
  • Los caballos árabes son muy apreciados en todo el mundo por su elegancia, carácter y capacidad de resistencia
viaje de lujo emiratos árabes dubai desierto  Rub AL Khali halcones
María Isabel en el desierto de Rub Al Khali

Disfrutar de una exclusiva cena en el desierto mientras contemplamos el show protagonizado por los halcones. Este animal es tan importante para la cultura árabe que, en aquel país, llegan a tener pasaporte para viajar en avión y disponen de un hospital solo para ellos.  

Ya de regreso en Dubái, es interesante pensar y volver unos años atrás en la historia, donde a principios del siglo XX los jefes de las tribus del golfo todavía vivían en cabañas pastoreando el ganado, recogiendo dátiles y perlas, y pescando, como forma de subsistencia. Pero fue en 1958 aproximadamente, cuando la vida les dio un cambio totalmente, y se convirtieron en los hombres más poderosos del mundo gracias al hallazgo de petróleo en el subsuelo de sus tierras.  

De aquí a entender mucho mejor la visión de sus gobernantes, y en especial la del jeque Sheikh Mohammed bin Rashid. Él es el actual vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, quien ha sido artífice de gran parte del desarrollo de Dubái a raíz de reformas y estrategias para convertir a Emiratos Árabes Unidos en uno de los mejores países del mundo para el 2021.

Él quiso crear un “mundo” tal cual, y como lo había soñado, bajo la premisa de que “la prominencia, la sostenibilidad y la competitividad de los Emiratos depende de la capacidad para cultivar gente experta y talentosa, atrayendo las mentes más brillantes para generar ideas innovadoras”.

Todo esto se puede ver plasmado en cada una de las obras que ha realizado como la aerolínea Emirates, el Dubái World Ports, el hotel Burj Al Arab y Jumeirah, Palm Islands, Burj Khalifa o la Expo Dubái, que han convertido a ese país en un referente en  arquitectura, ciencia, tecnología y progreso. 

viaje de lujo emiratos árabes dubai hotel burj al arab
El hotel Burj Al Arab, un edificio de 321 metros construido sobre una isla artificial
viaje de lujo emiratos árabes dubai torre burj khalifa
La torre Burj Khalifa, el rascacielos más alto del mundo, de 828 metros

Sin lugar a dudas, la arquitectura en Dubái, con su modernidad y su esplendor, es una de las cosas que más llama la atención de las personas que visitan por primera vez esta ciudad, incluida yo. Edificios con su sello propio y muy diferentes a lo convencional, permiten ver que allí cada arquitecto deja volar su imaginación hasta lo más alto sin temor a que sus proyectos sean rechazados. Allí, cuanto más diferente, excéntrico y complejo sea el proyecto arquitectónico, más atractivo para los inversores y visitantes. 

Al igual que en Abu Dhabi, en Dubái el lujo es tal cual lo imaginamos todos: Un lujo tangible, un lujo visible, que se nota en su arquitectura, en su gastronomía, en su forma de vida. El top del lujo en países donde las prohibiciones cada vez se hacen más flexibles, por ese acceso que da la libertad en un mundo globalizado. 

El Burj Khalifa es una muestra clara de esto. Con sus 828 metros de altura y sus 163 pisos, es el edificio más alto del que se tiene registro en la historia. Aquí tuve la oportunidad de ver la ciudad entera desde el piso 125 mientras me tomaba una copa de champagne acompañada de unos aperitivos disfrutando de una maravillosa vista. 

Las vistas eran claras y espectaculares ya que el día anterior había llovido de forma natural y no artificialmente como muchas veces lo ordena el gobierno. Aunque para mí fue difícil de entender al principio, lo que hace el gobierno cuando hay mucha sequía es conocido como la siembra de nubes para aumentar las precipitaciones mediante la dispersión en el aire de bengalas de sal antes de que alcancen su etapa de descomposición, y aumentando así la probabilidad de lluvia. De esta forma hacen que la ciudad mantenga la humedad y se preserve la naturaleza
 

viaje lujo dubái skyline
Las vistas sobre Dubái son impresionantes, tanto de día como de noche

No podía irme de la ciudad sin admirarla desde otra perspectiva, el aire. Al subirme al helicóptero el último día, ya tenía una buena idea de la grandeza que habían creado en tan poco tiempo. Sin embargo, estar en el aire, y poder dimensionar desde ahí todo su poder reflejado en la infraestructura de la ciudad, definitivamente fue impactante. 

Después de 10 días de viaje por Emiratos Árabes, quedará en mis recuerdos para siempre, la visión de quienes convirtieron un gran desierto, en unos de los lugares más visitados y más reconocidos mundialmente, con la firme creencia de llegar a ser los más grandes y los mejores en todo. 

viaje de lujo emiratos árabes dubai experiencia helicóptero
María Isabel Fernández, directora de la oficina de Elefant Travel en Colombia
Compartir

Historias relacionadas

12 MESES, 12 HISTORIAS

12

Una historia al mes durante un año

Elige los temas que te interesan

5'

Cinco minutos de inspiración

El día que tú decidas

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Errante es un proyecto de Elefant logo