Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas planeta azul
  • 12 MIN
  • Inspirador

Azul

Inge Serrano, redactora jefe

¿Te imaginas contemplar un globo terrestre o un mapamundi desde el punto de vista de los mares y océanos? El agua que cubre las depresiones de la corteza terrestre forma la hidrosfera, que ocupa el 70% de la superficie y, por ello, se conoce a la Tierra como el “Planeta azul”. El agua también es el principal componente de nuestro cuerpo, que contiene un 75% de agua al nacer y un 65% en la edad adulta.

Las fotografías que nos llegan de la Tierra desde el espacio la muestran como un planeta, no del color ocre de sus continentes, desiertos, montañas, bosques y valles, sino del azul índigo de sus mares y océanos. Por lo tanto, podría parecer incluso una paradoja que a nuestro planeta se le llame Tierra.

En la Tierra, la vida empezó en el agua. Los océanos, que se formaron hace casi 4.000 millones de años, contienen la mayor parte del agua que hay en nuestro planeta. Su funcionamiento determina el clima de los continentes y permite explicar la diversidad de ecosistemas que existen en la Tierra. En el pasado, el valor del mar se evaluaba en relación a los recursos pesqueros y minerales que proporcionaba y, a lo largo de la historia, el interés por los océanos ha tenido un marcado carácter geopolítico basado en el control de las rutas marítimas que antaño permitía la supremacía militar y comercial. 

Más de la mitad de la población mundial habita en las costas y se prevé que alcance el 75% en unos años. Más del 90% del transporte de mercancías internacionales se realiza en barco. Como dijo el poeta chileno Pablo Neruda, necesitamos el mar porque nos enseña y de ahí la necesidad de cuidarlo y de preservar sus hábitats y ecosistemas para conseguir que la Tierra siga siendo el planeta azul que todos anhelamos

Hoy sabemos que, sin los océanos, la Tierra no existiría. Las corrientes marítimas son las responsables de regular el clima terrestre. El océano libera más oxígeno a la atmósfera que todos los bosques de todo el mundo gracias al fitoplancton. Los mares abastecen el planeta de alimentos: El 20% de la ingesta de proteína animal al año procede de los mares y océanos. Éstos son también una importante fuente de energía renovable y de recursos minerales y energéticos.

El mar, su simbología y arquetipos, han protagonizado también grandes leyendas de la mitología universal. Los mares simbolizan la dinámica de la vida, pues todo sale del mar y todo vuelve a él. Representado por los griegos como el dios Poseidón y por los romanos como Neptuno, el simbolismo del mar y del agua se asocia al subconsciente, a la imaginación y a los sueños. Así que... te invitamos a soñar en azul, a viajar por los océanos y a descubrir otra manera de ver, sentir y vivir nuestro planeta.

Viajes lujo sostenibilidad islas playas polinesia
Polinesia es un gran conjunto de islas y archipiélagos constituido por un grupo de cerca de mil islas situadas en el centro y sur del océano Pacífico

La belleza de un paraíso natural único

El océano Pacífico es el más extenso del planeta. Abarca desde la costa occidental de América hasta la costa oriental de Asia. Posee una superficie de 165.700.000 km2 (lo que corresponde aproximadamente a la tercera parte de la superficie terrestre), y una profundidad media de 4.280 metros y una máxima de cerca de 11.000 metros.  Su relieve marino se caracteriza por una gran llanura abisal en su parte central y la dorsal oceánica que discurre frente a las costas de América, y que gira ante la Antártida para llegar a Australia. 

El Pacífico, el océano con mayor actividad volcánica del mundo, comunica con el océano Atlántico a través del Canal de Panamá, el Estrecho de Magallanes y el Pasaje de Drake. Contiene 25.000 islas aproximadamente, la mayoría de ellas ubicadas al sur de la línea del Ecuador. 

Este es el caso de la Polinesia, un gran conjunto de islas y archipiélagos constituido por un grupo de cerca de mil islas situadas en el centro y sur del océano Pacífico. El término, que deriva del griego y que significa “muchas islas”, fue acuñado por el escritor francés Charles de Brosses en 1756. Este erudito publicó ese año su Histoire des Navegations Australes Terrestres, una obra que estableció las primeras divisiones geográficas de Australia y Polinesia, que fueron adoptadas posteriormente por John Pinkerton y otros geógrafos de la época.

viaje lujo remoto polinesia The Brando
La mayoría de las islas de la Polinesia surgieron a raíz de la actividad volcánica en esa zona del Pacífico

A través de los siglos, artistas y personajes célebres se han sentido atraídos por la Polinesia. Después de una travesía de más de 5.000 kilómetros desde las Islas Galápagos, Charles Darwin llegó a bordo del Beagle a Tahití el 15 de noviembre de 1835. El naturalista británico se quedó un mes explorando la isla antes de partir hacia Nueva Zelanda.
Más de 50 años después, el pintor francés Paul Gauguin también llegó a Tahití por primera vez en 1890 y en 1901 se estableció de forma definitiva en Autona, en la isla de Hiva-Oa, en la Polinesia francesa. Allí pintó algunas de sus últimas obras más representativas y en esa isla murió en 1903, a los 54 años.

Ya en el siglo XX, el actor norteamericano Marlon Brando se enamoró de un conjunto de 13 pequeñas islas del atolón de Tetiaroa, en la Polinesia Francesa, durante el rodaje de “Rebelión a bordo”, en 1962. En esa película conoció a la actriz tahitiana Tarita, que se convertiría en su tercera mujer.

En 1966 Brando compró el atolón que durante años se convirtió en su paraíso personal y le sirvió como refugio de su ajetreada vida como estrella de Hollywood. En el año 2014, diez años después de la muerte del actor, abrió sus puertas en Tetiaroa The Brando, un eco-resort que acoge un conjunto de 35 villas exclusivas ocultas entre la vegetación, situadas frente a la playa y decoradas al más puro estilo polinesio.

Viajes lujo sostenibilidad islas playas polinesia the brando
Villa con piscina privada en The Brando
Viajes lujo sostenibilidad islas playas polinesia the brando
Interior de una villa en The Brando
Viajes lujo sostenibilidad islas playas polinesia
Vista aérea de la isla The Brando, en la Polinesia
viaje lujo remoto polinesia submarinismo tortugas
Las tortugas marinas pueden poner más de 150 huevos por nido y pueden anidar varias veces en cada estación

Naturaleza exuberante y biodiversidad marina

A miles de kilómetros de la Polinesia, Filipinas es otro archipiélago formado por más de 7.000 islas. Este país, colonizado por los españoles en el siglo XVI, se encuentra en una de las zonas con mayor biodiversidad del mundo. Filipinas es el doceavo país más poblado del planeta con una población estimada de 102 millones de habitantes. Sus islas, que pueden explorarse saltando de una a otra en lo que se conoce como “island-hopping” muestran al viajero algunas de las playas y puestas de sol más espectaculares del mundo.

La naturaleza de este archipiélago no deja de sorprender. En Puerto Princesa existe, por ejemplo, el río subterráneo navegable más largo del mundo. Las Filipinas son un verdadero paraíso para los aficionados al buceo pues su variedad de especies marinas es superior a la de cualquier otro país del mundo.

Las olas del Pacífico mecen la vida de islas como Siargao, situada al suroeste de Filipinas, a pocos kilómetros de una de las fosas marinas más profundas del mundo. Esta isla con forma de lágrima fue descubierta en el siglo XVI por el navegante español Bernardo de la Torre. Es conocida por la famosa ola que rompe en un arrecife de coral y que los pioneros del surf bautizaron como Cloud 9. En el resort Nay Palad de Siargao conocen bien lo que es vivir al ritmo de la isla y del mar con una filosofía de vida que denominan el “lujo descalzo”.

Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas siargao filipinas nay palad
Nay Palad, una experiencia al más puro estilo Robinson del s.XXI
Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas siargao filipinas nay palad
En el resort Nay Palad podemos practicar yoga sobre el mar
Siargao, en Filipinas es conocida por la famosa ola que rompe en un arrecife de coral y que los pioneros del surf bautizaron como Cloud 9

Un mar de exploradores

El océano Atlántico es el segundo más extenso del planeta y se extiende desde el océano Ártico al Antártico. Con un área de 82.400.000 km2, ocupa aproximadamente el 20% de la superficie del planeta. Es además el océano más joven de la Tierra ya que se formó hace 200 millones de años por la división del supercontinente Pangea. Tiene una profundidad media de 3.900 metros llegando a una máxima de 8.800 metros. El fondo del Atlántico está atravesado por una gran cadena montañosa submarina, que lo atraviesa de norte a sur, denominada la dorsal mesoatlántica. Este océano se comunica con el Pacífico a través del canal de Panamá y a través del estrecho de Magallanes y el pasaje de Drake, y con el océano Índico a través del canal de Suez.

Los vikingos, los portugueses y los españoles fueron sus más famosos exploradores. Después del descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón, la exploración europea se aceleró rápidamente, y se establecieron muchas nuevas rutas comerciales. Por ello, el Atlántico fue y es la principal arteria entre Europa y América, entre el viejo y el nuevo mundo. Entre los siglos XV y XVI se descubrieron la mayoría de islas de este océano. Es el caso de las islas de Santo Tomé y Príncipe, situadas en el Golfo de Guinea y descubiertas por los portugueses en 1469. Estas islas, que forman parte de una cadena montañosa de volcanes extintos, constituyen el país más pequeño de África.

En el año 2012, la isla de Príncipe fue clasificada por la UNESCO como Reserva Mundial de la Biosfera y, desde entonces, atrae a viajeros concienciados con un tipo de viaje sostenible y respetuoso con el entorno. En esta isla, parece que el tiempo se ha detenido y que la naturaleza sigue impresionando de la misma forma que cuando fue descubierta hace 600 años. 
Hoy en día, esta isla enamora gracias al carácter tranquilo y distendido de sus habitantes, a los vestigios de su arquitectura colonial, a sus playas en las que desovan las tortugas marinas y a sus célebre “roças”, las grandes plantaciones de café y cacao que cubren las partes altas de las dos islas.
 

Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas príncipe y santo tomé
La isla de Príncipe fue clasificada por la UNESCO como Reserva Mundial de la Biosfera
Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas príncipe y santo tomé
La naturaleza sigue impresionando de la misma forma que cuando fue descubierta hace 600 años. Foto:Scott Ramsay
Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas príncipe y santo tomé
Uno de los atractivos culturales de la isla son los vestigios de su arquitectura colonial
Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas príncipe y santo tomé
La isla enamora gracias al carácter distendido y tranquilo de sus gentes
Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas príncipe y santo tomé

Piratas, corsarios y bucaneros

A diferencia de los océanos, los mares suelen ser más pequeños y menos profundos. Sus corrientes marinas son más débiles y, por su proximidad a los continentes, contienen una mayor biodiversidad.

El mar Caribe, que forma parte del océano Atlántico, es uno de los más salados del mundo. Se formó por una fractura del continente Pangea en la Era Mesozoica, hace entre 160 y 180 millones de años. Con una superficie de 2.763.800 km2, su punto más profundo se encuentra en la fosa de las Islas Caimán, situada entre Cuba y Jamaica, a 7.686 metros bajo el nivel del mar.  

En el Caribe se encuentra un 9% de los arrecifes de coral del planeta. Los arrecifes de la isla hondureña de Roatán constituyen uno de los ecosistemas más ricos en biodiversidad de todo el mundo. Forman parte del sistema arrecifal Mesoamericano que, con una extensión de más de mil kilómetros, abarca desde Yucatán a Belice, Guatemala y Honduras.

El mar Caribe era desconocido en Europa y Asia hasta 1492, cuando Cristóbal Colón lo navegó por primera vez tratando de encontrar una ruta a la India. Después de esa fecha, el área fue colonizada rápidamente y se convirtió en un mar estratégico para las rutas comerciales europeas y muy atractivo para los piratas y corsarios.

Situada frente a la costa de Nicaragua, la isla de Calala, que forma parte del archipiélago de Cayos Perla fue utilizada por los británicos en el siglo XVII como parada para los barcos mercantes y también por los piratas durante la Edad Dorada de la Piratería en el Caribe

Calala, nombrada como una de las mejores 10 islas privadas del mundo, ofrece a los viajeros la experiencia del Caribe más desconocido y exclusivo
  • Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas calala nicaragua
  • Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas calala nicaragua
  • Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas calala nicaragua
  • Viajes lujo remoto sostenibilidad islas playas calala nicaragua
  • Isla de Calala, antigua parada para los piratas británicos en el Caribe
  • Las tortugas desovan cada año en las playas de Calala
  • El uso de materiales sostenibles es habitual en los alojamientos de la isla
  • El azul del Caribe rodea la isla de Calala

Tras la ruta de las especias

El océano Índico se extiende entre las costas orientales de África, el sur de Asia, Australia y la Antártida. Es el más cálido y también el que tiene mayor salinidad. Tiene una superficie de 73.556.000 km2, en los que se incluyen el Mar Rojo y el Golfo Pérsico. Posee una profundidad media de 4.200 metros y una máxima de 7.125 metros, que corresponde a la fosa de Java. Su fondo se caracteriza por una dorsal central que desciende desde la Península Arábiga y se bifurca en dos en su punto medio, una rama que se dirige a Sudáfrica y la otra hacia Australia.

Las primeras civilizaciones del mundo surgieron alrededor del océano Índico: Mesopotamia, a lo largo de los valles de los ríos Tigris y Éufrates. Egipto en el Nilo y el subcontinente indio, en el valle del Indo. En la Edad Media, el Índico fue el escenario de la conocida “Ruta de las Especias” a través de la que navegantes europeos viajaban hasta la India en busca de las preciadas especias orientales.

Las aguas del Índico son cuna de algunos de los paraísos isleños más soñados como Maldivas, Seychelles, Reunión, Comores, Madagascar, Sri Lanka o Zanzíbar.

viaje lujo remoto islas maldivas soneva fushi playa
Cuando el coral muere es pulverizado hasta que se forma la arena blanca que da nombre a las playas de arena coralina

Los mares del frío

El océano Ártico es el más pequeño y más septentrional de los océanos del planeta. Se encuentra principalmente al norte del círculo polar ártico, ocupando el área entre Europa, Asia y América del Norte.1 Abarca unos 14 056 000 km² de extensión y su profundidad oscila entre los 2000m y 4000m. En el Ártico habitan más de 400 especies de animales entre las que destacan el oso polar, las focas y las ballenas.

viajes lujo ártico polos glaciar iceberg
Los icebergs están formados por agua dulce procedente de los glaciares

El calentamiento global es uno de los peligros medioambientales que amenazan al Ártico. Se calcula que el espesor de la capa de hielos del océano Ártico ha disminuido un 40 % durante los pasados cincuenta años

El océano Antártico rodea completamente a la Antártida y, junto con el Ártico, son los únicos océanos en circundar el mundo de forma completa. Tiene una superficie de 20.327.000km2 y una profundidad media de 3.270m.

Descubrir las islas y fauna de estos mares de hielo se convierte en una experiencia única y transformadora para todos aquellos que han tenido la suerte de vivir ese contacto con algunos de los parajes más inhóspitos del planeta, donde es la naturaleza la que sostiene la vida de animales y habitantes.

Viajar en azul, a través de los mares y océanos de nuestro planeta, es hacerlo a través de la historia de la humanidad, de la naturaleza y biodiversidad de las costas y fondos marinos, de la cultura y la gente de las islas. Es volver, en definitiva, al inicio de la vida en la Tierra.

viajes lujo remoto sostenibilidad antártida polos glaciar iceberg
Un campamento desde el que explorar la Antártida de forma sostenible
viaje lujo remoto polos ártico iceberg glaciar
Caminar por el interior de una cueva de hielo en los polos
Compartir

Historias relacionadas

12 MESES, 12 HISTORIAS

12

Una historia al mes durante un año

Elige los temas que te interesan

5'

Cinco minutos de inspiración

El día que tú decidas

¿Te gusta lo que estás leyendo?

Errante es un proyecto de Elefant logo